Familias afectadas por el robo de bebés abandonan el pleno de Oliva


Para los vecinos, los cambios que realizó el gobierno en el documento son «una burla» hacia las familias afectadas y demuestran el «poco interés» del ejecutivo sobre el asunto.




 

Familias afectadas por el robo de bebés abandonan el pleno de Oliva

El pleno de Oliva del pasado jueves vivió momentos de tensión desde los primeros minutos. El primer punto del día abordaba la moción presentada por el PP para que el gobierno de la ciudad se comprometiera a colaborar en el esclarecimiento de los hechos de robos de niños de familias de Oliva.

Mientras el secretario leía el documento, crecía la indignación entre las cinco familias afectadas presentes en la sala porque vieron que se había modificado e incluso suprimido cuatro de los seis puntos de la moción.

Finalmente, ante el nerviosismo de muchos de los afectados, que llegaron incluso a las lágrimas, las familias abandonaron el pleno, aplaudidos por algunos de los presentes.

Según explicó uno de los afectados, Vicente Torres, el gobierno «manipuló» los cuatro puntos «a su antojo» y «sin preocuparse por las familias». En concreto, Torres explicó que en el escrito que se leyó en el pleno se propuso la creación de un banco de ADN nacional, un asunto que no costaba en el documento original porque además, tal como aseguró el afectado, «el banco ya está creado».

Otro de los puntos que, tal como añadió Vicente Torres, se suprimió fue el que señalaba que el los casos de bebés robados ocurrieron entre los años 50 y 90 y que afectaban sobre todo a familias más humildes. «Es una gran verdad y lo anularon», señaló.

Para los vecinos, los cambios que realizó el gobierno en el documento son «una burla» hacia las familias afectadas y demuestran el «poco interés» del ejecutivo sobre el asunto. «La única que se ha preocupado por nosotros es Chelo Escrivà», señalaron en referencia a la portavoz del PP local.

El alcalde de Oliva, David González, explicó que el gobierno presentó una enmienda de adición a las propuestas de acuerdo y una supresión. En concreto, el cuatripartito añadió tres propuestas. Una de ellas es la creación de un banco de ADN nacional; otro de ellas es el hecho de que no sólo se instara al Fiscal General del Estado a promover la apertura de procesos judiciales e investigar las denuncias de niños robados, sino también al Fiscal de Valencia.

Por último, el cuatripartito propuso dar cuenta de ello también al presidente del Gobierno y al presidente de la Conferencia Episcopal. En cuanto a lo que se suprimió, el alcalde aseguró que se eliminó aquello que «se daba por hecho, pero que aun no se había probado» como que en las clínicas mostraban a bebés congelados.