Gandia reducirá la flota de taxis tras una caída de ingresos en el sector


En un mismo año se dieron permisos y se puso en marcha l'Urbà, que era gratuito para mucha gente.




 

Gandia reducirá la flota de taxis tras una caída de ingresos en el sector

El gobierno de Gandia negocia con los taxistas de la ciudad la fórmula para reducir el número de estos vehículos comerciales ante las elevadas pérdidas que arrastra el sector. El Consistorio está dispuesto a revocar las licencias de estos coches, a petición del colectivo, e indemnizar a sus titulares con una cantidad económica aún por determinar, aunque se barajan cifras de unos 70.000 euros.

La posibilidad de reducir estos coches viene de lejos. De hecho, el presidente de la Asociación de Taxistas de Gandia, Jesús Martínez, recordó ayer que se trata de una promesa electoral del alcalde, Arturo Torró, consciente de que hace ocho años «el gobierno del PSOE otorgó ocho licencias sin tener en cuenta las necesidades de la ciudad. En un mismo año se dieron permisos y se puso en marcha l'Urbà, que era gratuito para mucha gente. Contra un transporte gratuito no puede competir nadie, aseguró Martínez. El responsable de los taxistas dijo que durante ese periodo el trabajo, y, por tanto, los ingresos, cayeron un 25% en sólo unos meses. Por ello, entiende que es necesario buscar una salida ante esta situación y aseguró que los miembros del colectivo tendrán que tomar una decisión en los próximos meses.