La crisis obliga a los pescadores de Gandia a vender un 40% más barato


Esta bajada tan fuerte de los precios se da en general en todas las capturas, desde la sepia hasta la cigala, pasando por la merluza o la gamba.




 

La crisis obliga a los pescadores de Gandia a vender un 40% más barato

Las consecuencias de la crisis en la pesca están agravando la situación del sector a marchas forzadas. Los pescadores de Gandia lamentan que las capturas frescas se estén vendiendo un 40% más baratas que el año anterior. Esta bajada tan fuerte de los precios se da en general en todas las capturas, desde la sepia hasta la cigala, pasando por la merluza o la gamba, según explicó el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Gandia, Domingo Ciurana. «Es una barbaridad», afirmó el representante de los pescadores. Además, esta situación se está dando tras un mes de paro biológico, en el que las barcas no han salido al mar para así facilitar la reproducción y la cría de las especies y a la vuelta conseguir capturas de mayor tamaño y más calidad. En este sentido, Ciurana explicó que el aumento de las capturas tras el paro biológico «se ha notado» prácticamente como otros años, aunque los efectos de la crisis, principalmente esta bajada del precio, merman el trabajo de los pescadores.

Otro problema del sector es que las subvenciones que reciben los pescadores por el paro biológico a cargo de la Generalitat, en el caso de las embarcaciones pequeñas, y de la Comunidad Europea, en el caso de las de mayor tonelaje, se paralizarán en Gandia a partir de 2013.