La Policía Local encuentra plantas de marihuana en un huerto en la playa de Gandia


Estaban perfectamente camufladas entre los naranjos para así hacer difícil su avistamiento y contaban con servicio de riego para suministrarse de agua.
Un agente franco de servicio sorprendió saliendo de la zona a una persona de 41 años con antecedentes por cultivo y tráfico de estupefacientes.




 

La Policía Local encuentra plantas de marihuana en un huerto en la playa de Gandia

Ocultas entre naranjos y con un bidón de agua de donde se les suministraba el líquido elemento. Así han encontrado varios agentes de la Policía Local de Gandia, una serie de plantas de marihuana que estaban siendo cultivadas de forma clandestina entre un huerto de naranjos en las inmediaciones de la carretera Nazaret-Oliva.

El descubrimiento se realizó cuando un agente franco de servicio observó que una persona, de 41 años de edad y con antecedentes policiales relacionados con el cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes, salía con su ciclomotor del camino de la Caseta dels Carabiners, una vía transversal a la carretera Nazaret-Oliva a su paso por la playa de Gandia en dirección a Xeraco. Esto motivó que el agente sospechara de su actuación por el interior de los huertos y dio aviso a sus compañeros que en esos momentos estaban de patrulla por la playa.

Las sospechas se confirmaron cuando los agentes inspeccionaron el huerto de donde había salido la persona en cuestión y se localizó tres plantas de marihuana, concretamente de la variedad cannabis sativa, de grandes dimensiones y perfectamente camufladas entre los naranjos para así hacer difícil su avistamiento. Las plantas estaban atadas con cañas para su crecimiento y con un bidón de agua en las proximidades para abastecerlas.

Los policías actuantes comprobaron que recientemente habían sido cortados los ojos de dos plantas por la parte superior, supuestamente para el consumo o venta. El huerto donde se localizaron las plantas se encuentra bien cuidado, labrado y con surcos para su riego, lo que ha hecho suponer a los agentes, que alguna persona se ocupa del mantenimiento del mismo así como de las plantas de marihuana.

Los agentes locales, tras realizar el correspondiente atestado policial, procedió a cortar las plantas desde la base y trasladarlas con el vehículo policial hasta el retén para, posteriormente, dar conocimiento del hallazgo a la autoridad judicial.