Pleno conflictivo


La ausencia del alcalde del municipio, el popular Juan Vicente Estruch, y las críticas de la recientemente incorporada concejal socialista Tere Reig, marcan la actualidad del municipio en una sesión plenaria ordinaria y trimestral




 

Pleno conflictivo

El Ayuntamiento de Ador ha celebrado una sesión plenaria de carácter ordinario que no ha estado exenta de polémica. El alcalde de la localidad, Juan Vicente Estruch, y la concejal socialista Tere Reig, han sido los protagonistas de la jornada y la polémica.

El orden del día, con tan sólo tres puntos, uno que hacía referencia a la aprobación del acta de la sesión anterior, otro que informaba sobre decretos de alcaldía,  y el tercero sobre ruegos y preguntas, ha sido el motivo de crítica de los socialistas, ya que entienden que se convoca la sesión sin contenidos importantes cuando el municipio tiene muchos temas que debatir, sobre todo cuando periódicamente se convocan plenos con carácter extraordinario lo que impide la realización de preguntas por parte de la oposición.

El alcalde ha asegurado no entender las críticas, ya que si se ha convocado el pleno ha sido precisamente para evitar los comentarios sobre si se quiere o no hacer plenos, ya que el reglamento obliga a realizarlos de forma trimestral y en la jornada del 31 finalizaba el plazo para hacer el del trimestre correspondiente. Sobre el orden del día, Estruch ha asegurado que en estos momentos no hay otros asuntos a tratar, y que la concejal socialista "ya hará el orden del día cuando sea alcaldesa".

Además de este cruce de declaraciones, la polémica ha aumentado de tono cuando Estruch no ha asistido al pleno, aduciendo tener entrevistas en Consellería, previamente concertadas e ineludibles por la importancia de los asuntos a tratar, algo que ha sido calificado de "desfachatez" por la edil socialista