Cruce de acusaciones en Gandia por el caso del proyecto Innova


El PP señala públicamente a los 3 máximos responsables de esta trama: el exalcalde José Manuel Orengo y los exconcejales del Ayuntamiento de Gandia, Alfred Boix y Fernando Mut.




 

Cruce de acusaciones en Gandia por el caso del proyecto Innova

El gobierno de Gandia ha dado a conocer el informe de la Auditoria que encargó para estudiar el caso del edificio Innova que el PSOE dejó a medias tras haber recibido una subvención estatal en 2008, al haber destinado ese dinero público a otras partidas municipales, incurriendo en un posible delito contra la Hacienda pública por fraude de subvenciones por malversación de caudales públicos y por prevaricación, por lo que anunció que el pasado lunes presentaría la denuncia correspondiente en los juzgados para abrir las diligencias pertinentes por la vía penal.

El PP señala públicamente a los 3 máximos responsables de esta trama: el exalcalde José Manuel Orengo y los exconcejales del Ayuntamiento de Gandia, Alfred Boix y Fernando Mut. Para el gobierno municipal de Gandia este hecho es muy grave y llegarán hasta donde tengan que llegar para que se haga justicia por estos presuntos delitos mencionados anteriormente.

Por su parte, el PSOE de Gandia ha desmentido las acusaciones del PP sobre el desvío de caudales públicos reservados al Innova, y afirma que se trata de una cortina de humo para esconder su mala gestión y distraer la atención pública justo en el momento en que el Ayuntamiento daba luz verde a la mayor subida de impuestos en la historia de Gandia. El PSOE lamentado que el gobierno del PP los acuse de gastar dinero público en otras cuestiones no prioritarias cuando el PP lo ha hecho en conciertos, grandes eventos, la compra del edificio de la Citroen o los cines de la Playa entre otras operaciones de derroche público.

Los Socialistas aseguran que el procedimiento del proyecto Innova fue totalmente legal y la subvención quedó plenamente justificada en su momento. La denuncia penal que el gobierno de Gandia pretende interponer contra 12 miembros del Consell d'Administració de Iniciatives Públiques de Gandia (IPG) del anterior ejecutivo, por desviar presuntamente más de 5 millones de euros del edificio Innova, podría suponer que el juez condenara a algunos de los acusados a devolver todo el montante e incluso multiplicado por 6, según el Código Penal. Los 5,4 millones de euros de la subvención que otorgó en 2008 el Ministerio de Industria tenían un carácter finalista, puesto que estaban destinados exclusivamente a construir el centro de investigación en el Grau. Sin embargo, el PP asegura que esta cuantía fue utilizada para otros proyectos ajenos al Innova. Tal y como señala la auditoría, los socialistas pagaron 3,4 millones a IPG para que redactara el proyecto del edificio Innova, construirlo y equiparlo.

El informe asegura que el Ayuntamiento adelantó irregularmente el pago de dicha cantidad a IPG, y además la empresa pública no acreditó el cumplimiento de las tareas que le habían encargado, por lo que desvió esta subvención estatal. Ahora, la interposición de la denuncia sobre el caso Innova sufre un retraso por parte del equipo de gobierno del PP, ya que asegura que existen nuevas pruebas y testimonios que reforzarían las acusaciones de malversación de caudales públicos, prevaricación y contra la hacienda pública por fraude de subvenciones por parte del PSOE, quien ha contestado que están tranquilos y si no han denunciado es porque el PP no tiene ninguna prueba constitutiva de delito contra los Socialistas.