Tavernes de la Valldigna no comprará la casa de las Indalècies


El alcalde, Jordi Juan ha indicado que “El Ayuntamiento no puede hacer esta inversión. El gobierno municipal tiene que ser coherente con el plan de ajuste.




 

Tavernes de la Valldigna no comprará la casa de las Indalècies

El Ayuntamiento había mostrado su intención de efectuar la compra de la casa de las Indalècies, una previsión iniciada en la anterior legislatura y que serviría para adquirir patrimonio. En noviembre del año 2011, el Ayuntamiento concertó un préstamo de 5,7 millones de euros y se previó una partida de un millón de euros para la compra y rehabilitación del inmueble, actualmente declarado en estado de ruina.
Aunque este importe para la compra y rehabilitación de la casa de las Indalècies está consignado en el presupuesto, el dinero no se encuentra físicamente en la caja del Ayuntamiento. Esto es porque en el momento que se ingresaron los 5,7 millones provenientes del préstamo se gastaron inmediatamente en otros gastos del Ayuntamiento. Además, la necesidad de liquidez municipal obligó el consistorio a elaborar y aprobar un plan de ajuste de saneamiento y equilibrio económico el marzo pasado, aceptado y aprobado también por el gobierno central, y que impide en el Ayuntamiento efectuar inversiones de esta envergadura a corto y mediano plazo. Por lo tanto, la compra no entra dentro de las posibilidades económicas del Ayuntamiento.

El alcalde, Jordi Juan ha indicado que “El Ayuntamiento no puede hacer esta inversión. El gobierno municipal tiene que ser coherente con el plan de ajuste y con la ley de estabilidad presupuestaria. Al coste de compra de la casa se tendría que añadir el coste de rehabilitación, que, visto el estado de ruina del inmueble, sería más que considerable. También habría que sumar los gastos de personal, luz, agua, limpieza, mantenimiento y todas las actividades a que se destinaría la casa. Todo esto es imposible hoy en día.”

A la vez, Jordi Juan, ha remarcado que “si el Ayuntamiento hace ahora esta inversión después no se podrán planificar otras de más prioritarias y urgentes, puesto que se perdería todo el margen de maniobra para hacer inversiones. En esta línea también se pronunció la oposición a través de la prensa y, por lo tanto, en este tema, la unanimidad entre todos los regidores está garantizada”.

Mediante un decreto de la Alcaldía, el Ayuntamiento ha notificado la decisión a los propietarios del inmueble porque puedan escoger entre la rehabilitación de la vivienda o el derribo.