El Bloc-Verds: Compromís exige a Torró que deje de agredir el medio ambiente con la basura


El Grupo Municipal del Bloc-Verds: Compromís de Gandia, hizo públicas el pasado 19 de noviembre unas consideraciones sobre los vertidos de estiércol de la cuidad Ducal en una población de la Región de Murcia.




 

El Bloc-Verds: Compromís exige a Torró que deje de agredir el medio ambiente con la basura

El Grupo Municipal del Bloc-Verds: Compromís en el Ayuntamiento de Gandia, ante la información publicada en diversos medios de comunicación sobre la existencia de un informe contratado por el Consorcio de Residuos del Área de Gestión 2, en el que se demuestra que el estiércol producido en la ciudad de Gandia estaría trasladándose y vertiéndose directamente, sin ningún tipo de selección previa, en una población de la Región de Murcia, situada a 236 kilómetros de esta ciudad, quiere hacer públicas las siguientes consideraciones:

1. - Nuestro grupo municipal considera que este hecho es de una gravedad extrema y debe ser calificado, sin temor a ser exagerados, de atentado medioambiental.

2. - Nos parece totalmente inadmisible que, bien entrado el siglo XXI, el Ayuntamiento, gobernado por el PP, esté realizando prácticas de agresión al medio ambiente como las denunciadas propias de una población ubicada en el tercer mundo.

3. - El Grupo Municipal del Bloc-Verds: Compromís exige al Ayuntamiento de Gandia que acabe inmediatamente con los vertidos de basura sin valorización previa y en espacios que no cuentan con las autorizaciones medioambientales exigidas por la ley.

4. - El Grupo Parlamentario Compromís en las Cortes Valencianas instará al gobierno de la Generalitat a impedir que estas prácticas depredadoras del medio ambiente continúan produciéndose.

5. - Las declaraciones del portavoz municipal, Sr. Víctor Soler, intentando justificar este tipo de prácticas aberrantes son totalmente injustificables.

Este grupo municipal declara que los enfrentamientos entre el Partido Popular y el Consorcio de Residuos, comportarán que el estiércol de Gandia sea vertido sin control en cualquier agujero de cualquier término municipal, y que acabarán pagando el Consorcio, aunque el alcalde siempre haya negado que lo pagarán.