La Protectora de animales en Gandia cesa su actividad porque el gobierno le adeuda 75.000 euros


El colectivo se ha encargado en los últimos años de la acogida de animales perdidos y de su atención en sus instalaciones.




 

La Protectora de animales en Gandia cesa su actividad porque el gobierno le adeuda 75.000 euros

La Asociación Protectora de Animales ha dejado de prestar el servicio de recogida de perros y gatos abandonados en las calles de Gandia. El motivo de este cese de la actividad es la elevada deuda que el Ayuntamiento mantiene con la entidad, que supera los 75.000 euros. El colectivo se ha encargado en los últimos años de la acogida de animales perdidos y de su atención en sus instalaciones. La Protectora y el gobierno de Gandia mantienen un acuerdo para que sea la entidad quien acuda cada vez que se localice un animal abandonado, con el fin de trasladarlo a su centro, cuidarlo y buscarle un hogar. Pero desde este martes la organización no responde a las llamadas cuando se localiza alguna mascota perdida. El objetivo es protestar por los impagos que arrastran desde hace meses por parte del Consistorio. La asociación cuenta con cientos de socios que colaboran económicamente, pero también tienen firmados convenios con el Ayuntamiento, que, según denunciaron los responsables de la entidad, «no se están cumpliendo». Una de las responsables de la Asociación Protectora, Salvadora Tormo, afirmó que el gobierno de Gandia no les paga la cantidad mensual acordada por su labor de acogida y cuidado de los animales, pero tampoco abona «los servicios que se realizan fuera de horario», es decir, cuando se desplazan para recoger a cualquier ejemplar abandonado, o la subvenciones anuales. Todos estos capítulos suman 75.000 euros, como apuntó Tormo.