Compromís de Almoines lleva a su alcalde contra el Síndic de Greuges


La formación afirma que el Partido Popular niega a la oposición el material necesario para realizar su tarea, tal y como establece la Ley.




 

Compromís de Almoines lleva a su alcalde contra el Síndic de Greuges

La relación entre el gobierno del Partido Popular de Almoines y el Bloc-Compromís sigue siendo tensa. El grupo de la oposición ha decidido acudir al Síndic de Greuges para denunciar ante la entidad al alcalde, Antonio Olaso, por que consideran que el primer edil les está discriminando.

Los nacionalistas indicaron que desde principio de legislatura, los concejales de Compromís por Almoines han solicitado hasta en tres ocasiones el material necesario para llevar a cabo su trabajo.

Los concejales reclaman que se les permita el acceso a «un ordenador y una impresora en el despacho municipal». Aseguran que es un material «que sí tienen el resto de grupos municipales, y que en la anterior legislatura cuando gobernaba el Bloc y EU, tenían todos los partidos con representación». «Ante el silencio del alcalde de Almoines, los concejales de Compromís han denunciado al primer edil ante el Síndic de Greuges por discriminación y por no haber contestado las tres solicitudes de este grupo municipal», indicaron.

Por su parte, Olaso aseguró ayer que el gobierno municipal ya cumple sus obligaciones con la oposición, ya que Compromís «tiene una asignación mensual de 100 euros» para gastarlos en el material que consideren oportuno. Además, Olaso aseveró que se tendrán en cuenta las peticiones de la oposición y recordó a los grupos que disponen de un despacho. No obstante, añadió que las arcas municipales están bajo mínimos y que por el momento no es posible adquirir equipos informáticos.