Fundación CEA informa que sigue siendo gratuito recurrir multas de tráfico en vía administrativa


El 22 de noviembre entró en vigor la Ley que regula las nuevas tasas judiciales, que permite la exención del pago de la tasa por recurrir multas en vía administrativa.




 

Las tasas sólo afectan a los recursos ante los Tribunales de Justicia. No hay que pagar tasas por recurrir en vía administrativa, tanto en período voluntario como en vía ejecutiva, ni por recurrir en vía económico-administrativa. La Ley permite la exención del pago de la tasa en algunos supuestos: cuando se interpone el contencioso frente a la desestimación por silencio del recurso.

El Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) considera que las consecuencias de la aplicación del aumento y extensión de las tasas judiciales, que han entrado en vigor, suponen una real vulneración al derecho a la defensa por parte de los ciudadanos, pues supone crear una auténtica barrera de entrada a la Justicia.
Del mismo modo, la ley que regula el pago de tasas en el ámbito de la administración de justicia (Ley 10/2012) tiene un claro afán recaudatorio y, al mismo tiempo, desanima a muchos conductores a hacer uso de la Justicia, lo que se traduce en un recorte real de derechos y garantías.
CEA informa que el derecho a la defensa de los conductores frente a la administración, tanto a lo largo de la tramitación del expediente sancionador como, en su caso, del expediente de apremio, sigue siendo un derecho para el que no se exige pago de tasas.
Del mismo modo, si el denunciado en vía administrativa no ha conseguido su legítima y fundada pretensión de anulación de la sanción de tráfico, tiene el derecho de acudir ante los juzgados de lo contencioso-administrativo, y es aquí donde afecta la tasa judicial regulada en la ley 10/2012 que el 22 de noviembre entró en vigor.
Sólo se paga la tasa judicial cuando se interpone el recurso contencioso-administrativo ante el juzgado competente.
La imposición de las nuevas tasas afecta de manera especial a las personas físicas, pues antes estaban exentas del pago de tasas judiciales si recurrían una multa de tráfico en los juzgados.
Por tanto, CEA tacha de discriminatoria esta ley que supone una barrera de entrada a la justicia, sobre todo para las clases medias, que sustentarán este gasto al igual que las jurídicas. Sin embargo es curioso ver como la Administración Pública queda exenta de este pago.