La colegiata de Gandia declarada templo jubilar para el año de la fé


La Seo de Gandia, junto a otras iglesias de la Diócesis Valentina, han sido declaradas por el Arzobispo de Valencia, como templos jubilares, para obtener las debidas gracias en este Año de la Fe, declarado por el Santo Padre Benedicto XVI.




 

La colegiata de Gandia declarada templo jubilar para el año de la fé

La Insigne Colegiata de Gandia ha sido declarada Templo Jubilar por manos del Arzobispo de Valencia Mons. D. Carlos Osoro a través de un Decreto. Esta declaración ha sido ofrecida “para que los fieles puedan acceder a las gracias del Año de la fe contenidas en los signos jubilares, ya que el Santo Padre ha concedido dicho privilegio, mediante un Decreto de la Penitenciaría Apostólica, para tener la posibilidad de lucrar el don de las Indulgencias durante el Año de la fe.” Junto a otros templos de la Diócesis de Valencia, la Seo de Gandia será una vez más centro de peregrinaciones para obtener las Indulgencias Plenarias.

Tal como redacta el Decreto del Arzobispo Osoro “de acuerdo con el Decreto de la Penitenciaría Apostólica, por el que se enriquecen del don de Sagradas Indulgencias particulares ejercicios de piedad durante el Año de la Fe, podrán lucrar Indulgencia Plenaria de la Pena Temporal por los propios pecados impartida por la misericordia de Dios, aplicable en sufragio de las almas de los fieles difuntos, todos los fieles verdaderamente arrepentidos, que se hayan confesado debidamente, que haya comulgado sacramentalmente y que oren según las intenciones del Sumo Pontífice.”

¿Qué son las Indulgencias y para qué sirven? Tal como dice el Catecismo de la Iglesia Católica: “La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue la mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y los santos” (Cat. N 1471). Según afirma, además, Mons.

Benavent, Obispo Auxiliar de Valencia, en la explicación que hace sobre las indulgencias para este Año de la Fe en el documento adjuntado al Decreto del Arzobispo, “todos tenemos la experiencia de que rehacer una amistad rota exige la humildad de pedir perdón por parte de quien ha ofendido a un amigo, y exige la necesidad de sanar las heridas que las ofensas han causado. (…) El pecado implica una ruptura de la amistad con Dios. La conversión exige perdón a Dios y curar las heridas que impiden una relación plenamente gozosa y confiada con Dios. Por ello, junto con el Sacramento de la Penitencia, por la vencemos, con la ayuda de la gracia de Dios, la inclinación al pecado y el apego a las criaturas que permanece en el pecador.

Únicamente cuando nos esforzamos en sanar esas heridas podemos experimentar plenamente el gozo del perdón.” El Abad de la Colegiata D. Ángel Saneugenio se manifiesta muy contento y agradecido a la Iglesia, especialmente al Sr. Arzobispo, “por haber pensado otra vez en la Insigne Colegiata de Gandia.” Para el Abad Saneugenio es “una oportunidad para todos los cristianos, y pueblo en general, para volver a Dios.”

La Insigne Colegiata de Gandia se ha preparado para este año acogiendo en todas las misas a peregrinos, éstas se desarrollarán en el horario habitual, también se ha puesto un horario de confesiones de todos los días en horario de 9.00h a 11.00h, media hora antes de la misas.

Para toda la comunidad parroquial es una alegría, y para toda Gandia, una gracia poder contar de nuevo con un templo jubilar.