Gandia afirma que no es responsable de la planta de transformación a la que la empresa contratada transporta sus residuos


Arturo Torró aclara que el Ayuntamiento deposita la basura en la planta de Gandia y que la responsable de su transporte a la planta de transformación es una empresa contratada para ello, que además trabaja para otros municipios.
El alcalde de Gandia se pregunta por qué el BLOC Compromís no se preocupa por contribuir a la bajada de tasas de la basura en lugar de hacer política con un tema que afecta a los ciudadanos. Tal y como ya dijo el alcalde, Gandia entrará en el consorcio.




 

Gandia afirma que no es responsable de la planta de transformación a la que la empresa contratada transporta sus residuos

El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, querido aclarar las últimas manifestaciones de los dirigentes del Bloc Compromís respecto a la planta de transformación a la que Gandia transfiere sus residuos. En este sentido, el primer edil ha explicado que el Ayuntamiento deposita sus residuos en la planta de Gandia “a partir de ahí ni sabemos ni estamos pendientes de dónde lleva la empresa contratada para este servicio la basura, porque no es responsabilidad del Ayuntamiento, aunque estamos seguros que se hace en una planta legal que cumplirá los requisitos establecidos”.

Lo cierto es que el alcalde no entiende por qué los responsables del Bloc se preocupan por dónde se llevan los residuos, en lugar de preocuparse por conseguir un servicio más barato y eficaz”. Además, Arturo Torró ha señalado que el contrato con esta empresa finaliza el 31 de diciembre de 2012, y a partir del 1 de enero de 2013, Gandia entrará a formar parte del Consorcio.

Lo más preocupante para el alcalde son las críticas exacerbadas y la campaña de acoso contra Gandia, “esta empresa trabaja para otros municipios y no pasa nada”. Según palabras del alcalde “el Bloc está haciendo política con un tema que afecta directamente a la ciudadanía, y en lugar de ponerse del lado del Gobierno para tratar de rebajar el precio de la tasa a los ciudadanos, hacen política barata”.

Por el contrario, el Gobierno sí se ha demostrado su preocupación por este tema y de momento ha conseguido que se rebaja la tasa para los hoteles a un cifra mucho más asequible que la marcada inicialmente.