El Kiteboarding arranca con fuerza en la Comunidad Valenciana


La modalidad del Race fija sus objetivos en las olimpiadas del 2020, a poder ser, en Valencia.




 

El Kiteboarding arranca con fuerza en la Comunidad Valenciana

El Kitesurf arranca con fuerza en la Comunidad Valenciana donde cada día tiene más seguidores y más clubes federados. El Race boarding no ha conseguido ser reconocido como modalidad olímpica para Brasil, pero ya tiene la mirada puesta en los Juegos del 2020, a poder ser en Valencia, como subsede de la candidatura de Madrid, y para entonces ya no habrá quien les pare. El deporte requiere técnica, decisión y ganas de navegar sobre una tabla e impulsados por el viento en la cometa. El futuro es suyo.

Empiezan a poblar las playas de toda la costa de la Comunidad Valenciana y fascinan a cuantos los contemplan deslizarse sobre el mar, a la velocidad de un rayo, sobre una tabla y sujetos a una cometa con la que recogen la fuerza del viento. Son los regatistas de la modalidad de raceboarding de Kite Surf.

Y es que esta modalidad deportiva es, sobre todo, apasionante, tanto para quien los mira como para los que lo practican. El casco del barco, en este caso, es una tabla, equipada para agarrarse a la superficie del mar. El regatista va dotado con un arnés y sujeta con fuerza una barra de la que parten varias líneas que a su vez controlan la cometa, como una gran ala de pájaro, que se eleva con el viento hasta conquistar el cielo.

La mayoría de ellos simplemente otean el cielo, el estado del mar, para rápidamente y a la menor brisa, sacar la tabla, montar la cometa, que se guarda con todo el operativo en una mochila y aprovechar la mejor climatología para volar sobre la superficie del mar.

El Kite Surf tiene muchas modalidades. Se pueden hacer piruetas, saltar las olas… pero es el raceboarding, las regatas de velocidad, las que se han quedado a un paso de convertirse en una modalidad olímpica para los Juegos de Brasil, y ahora, ya no hay quien los pare. Si no es Brasil, con seguridad lo conseguirán para las olimpiadas del 2020, y mucho antes seguramente serán una modalidad internacionalmente reconocida en los juegos europeos y mundiales de Vela Ligera. Ahora ya es solo cuestión de tiempo.

El mayor problema con el que se encuentran es el de poder disponer de un espacio acotado y señalado en la playa para poder salir con su tabla y su cometa. No es fácil, muchos ayuntamientos temen que les espanten a los bañistas y les alejen el turismo, aunque lo cierto es que suele suceder al contrario. Son ellos los que están promoviendo una cercanía con el mar y la costa, los que con su vistosidad los convierte en un verdadero espectáculo para los turistas. En la actualidad la Comunidad Valenciana dispone ya de 9 clubes oficialmente activos y federados, y esto es solo el principio.

Para dar respuesta a esta demanda, la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana y los clubes de Kitesurfing se han reunido para elaborar un Plan Estratégico con el objetivo de promocionar el deporte de la Vela, aunque en este caso las velas se levanten y se desplieguen hacia el cielo.