Cae el badajo de una de las campanas de Almoines


Cayó el domingo a las 10 de la mañana desde una altura de 35 metros




 

Cae el badajo de una de las campanas de Almoines

El badajo de una de las campanas de la iglesia de Sant Jaume de Almoines cayó el domingo a las 10 de la mañana desde una altura de 35 metros, que es uno de los campanarios más altos de toda la comarca de la Safor. Durante el volteo de campanas, el objeto de hierro salió volando desde el campanario hasta el suelo de la plaza, afortunadamente, sin causar ningún daño personal.

Ante este hecho, el grupo de Compromís de Almoines exige al gobierno local que paralice el volteo de campanas hasta que se haga una inspección y revisión en profundidad y evitar así situaciones de peligro para los vecinos. Los nacionalistas proponen además que se realice una inspección anual. Las campanas de Sant Jaume se voltean todos los días. Ayer, pese a lo ocurrido el domingo, se volvieron a voltear. Los nacionalistas aseguran que no es la primera vez que ocurre algo así. Por su parte, el alcalde de Almoines, Antonio Olaso, señaló que, de momento, se han puesto en contacto con la iglesia para ver qué tipo de medidas toman con el fin de evitar que el badajo vuelva a caer, si bien, no especificó si entre ellas se contempla cambiar las campanas. El primer edil señaló que hace dos años, cuando el BLOC presidía el gobierno local, se realizaron unas intervenciones en el edificio.