“Recortes sobre recortes” para atender al alumnado


La Consejería impulsa la división de centros por rendimiento y prepara nuevos recortes en infantil y primaria. La mañana del miércoles tuvo lugar la negociación de las pruebas diagnósticas y del nuevo arreglo escolar, que conlleva más recortes en infantil y primaria.




 

El miércoles 28 tuvo lugar la Mesa Sectorial para cerrar la regulación de las pruebas diagnósticas. La Consejería se ha negado a atender la petición unánime de todos los sindicatos para retirar el artículo 15.4 que permite el acceso de las familias a la información de las evaluaciones diagnósticas antes de matricular a los hijos / as. Esto conllevará a la práctica establecimiento de rankings y la división de los centros públicos de acuerdo con los resultados de las evaluaciones. Esto es lo que busca la administración con este artículo y se adelanta a la política segregacionista contemplada en la LOMQE, la nueva reforma educativa impulsada por el ministro Wert.

STEPV recurrirá esta orden si se mantiene el artículo 15.4 porque es contrario a lo dispuesto en la LOE sobre el establecimiento de rankings y clasificaciones.

También se han negociado esta mañana en Mesa Técnica, los nuevos criterios de arreglo escolar para los centros de infantil y primaria del curso que viene. El Sindicato ha pedido la retirada del documento porque da cobertura a los recortes aplicados este curso en cuanto al aumento de ratios.

Pero uno de los aspectos más preocupantes de las nuevas instrucciones es que no sólo está abierta la puerta a que se recortan más unidades en los centros incompletos, sino que ahora también se incluyen los centros completos. Hasta ahora, los centros incompletos debían agrupar a alumnos de cursos, ciclos o niveles diferentes en caso de no llegar a un ratio determinado. Con las nuevas instrucciones, el agrupamiento de alumnado también se tipifica en los centros completos, extremo que no se había planteado hasta ahora y que no aparece en la normativa estatal de los recortes de Wert.

Si se acaban aplicando estos criterios, la pérdida tanto de unidades como de puestos de trabajo será insostenible tanto para los centros como para el profesorado.
Para STEPV la interpretación de esta medida es clara: el gobierno valenciano, en lugar de proporcionar a todos los centros todos los recursos humanos y materiales que necesitan para atender al alumnado teniendo en cuenta sus características particulares, lo que hace es recortarlos. O sea, con esta normativa, la Consejería, en lugar de buscar el beneficio de todos los centros, los perjudica a todos.
STEPV denuncia que los nuevos criterios del arreglo propuestos por la Consejería no sólo aplican la normativa estatal de recortes, sino que la aumentan de manera considerable y representan recortes sobre recortes.