Iberdrola retira el último tramo en desuso de la línea eléctrica entre Gandia y Tavernes


La actuación llevada a cabo por Iberdrola ha supuesto la retirada de un total de 98.000 metros de cableado eléctrico y más de 40 torres.




 

Iberdrola retira el último tramo en desuso de la línea eléctrica entre Gandia y Tavernes

Iberdrola ha desmantelado el último tramo que quedaba pendiente de la línea de 132 kilovoltios (kV) Alzira-Gandia en su tramo entre Tavernes de la Valldigna y Gandia.

La compañía hidroeléctrica ha utilizado un helicóptero para la realización de estos trabajos «ya que supone una evidente mejora ambiental al evitar tener que abrir accesos o caminos para tener acceso a los apoyos ubicados en la zona», indicaron fuentes de Iberdrola.

La mayoría de estos apoyos estaban aislados en terrenos con orografía especialmente complicada, «con muchos desniveles y en medio de campos de naranjos».

La actuación llevada a cabo por Iberdrola ha supuesto la retirada de un total de 98.000 metros de cableado eléctrico y más de 40 torres. De esta cifra, un total de 17 han sido desmanteladas mediante el uso del helicóptero, que han trasladado varias toneladas de material para su posterior desarmado y puesta a disposición del gestor de residuos autorizado. El desmantelamiento se ha podido realizar gracias a la puesta en servicio del nuevo trazado, que dejó inutilizada la línea en este tramo. Los municipios de la comarca de la Safor donde se han llevado a cabo los trabajos de la retirada de la línea eléctrica han sido Tavernes de la Valldigna, Xeraco, Xeresa y Gandia.