Compromís per Rótova intenta conseguir la Casa de la Música ante "el olvido" del alcalde y la negativa del PP en las Cortes


El alcalde del municipio "olvidó" tramitar la enmienda a los presupuestos de la Generalitat de 2013, después de haberlo aceptado en el pleno. Compromís consiguió tramitar la propuesta en el último momento para una infraestructura muy necesaria para el municipio.




 

Compromís per Rótova intenta conseguir la Casa de la Música ante "el olvido" del alcalde y la negativa del PP en las Cortes

Compromís per Rótova ha intentado, una vez más, conseguir que la Generalitat Valenciana aprobara una ayuda para construir la casa de la música de Rótova, o para rehabilitar el antiguo Cine Cervantes, impracticable por la acción del gobierno municipal.

El pasado pleno de noviembre, Compromís solicitó que, en esta ocasión, sería el mismo gobierno el que lo propusiera. "El PP tiene por costumbre votar en contra de lo que no presentan ellos, por lo que entendíamos que el PP estaría más cómodo defendiendo la propuesta que ellos mismos presentarían".

En el acta del pleno, se recogió de la siguiente manera: "el Sr. Puig propone realizar una petición conjunta presentando enmienda a los Presupuestos de la Generalitat Valenciana solicitando que se habilite una partida destinada al Cine Cervantes de Rótova. El Sr. Alcalde indica que no hay ningún problema, al contrario, es partidario de solicitar ayuda ".

Una semana antes de finalizar el plazo de presentación de enmiendas, le volvieron a recordar al alcalde mismo que había tramitarla. Y, para la sorpresa de Compromís, transcurrido dicho plazo, el alcalde informó que "se le había olvidado".

Compromís pudo presentar, en el último momento, en período de rectificaciones, la propuesta para que las Cortes Valencianas destinaran dinero en 2013 para la casa de la música. Una propuesta defendida por el diputado Josep Maria Panyella y que fue rechazada por el pleno de la cámara, con los votos del PP el pasado miércoles 19 de diciembre.

"Hemos vuelto a tropezar con la negativa explícita del PP valenciano y, lo que es más grave, con las excusas de un alcalde que no ha estado en su sitio para hacer lo que debía: pedir la ayuda. Tras dada la palabra, hemos tenido que hacerlo desde Compromís. No nos molesta haberlo hecho, por el contrario, estamos aquí para trabajar por el pueblo. Pero no nos gusta que nuestros responsables no respondan con seriedad e intentan solucionar las carencias de Rótova ", concluyó el portavoz Jordi Puig.