1.000 maestros serán suprimidos según el nuevo arreglo escolar


El pasado jueves LA UNIÓ de Llauradors y Ganaderos y STEPV-Intersindical Valenciana realizaron una rueda de prensa conjunta para denunciar el impacto negativo del nuevo arreglo escolar en las zonas rurales si se aplica tal y como está diseñado.




 

1.000 maestros serán suprimidos según el nuevo arreglo escolar

Por parte de LA UNIÓ intervino su Secretario General, Ramón Mampel, que incidió en la grave repercusión que tendrá la desaparición de unidades y de profesorado en las zonas rurales del País Valencià.

Mampel explicó que si se recortan grupos e, incluso, se cierran escuelas o aularios, se limitará el acceso a los niños y niñas a la educación y estará fomentando el despoblamiento de las zonas rurales. También insistió en que, en estos momentos de grave crisis económica, en que el campo está recuperando trabajadores, el gobierno valenciano no puede castigar estas escuelas y las familias que viven.

Por parte de STEPV-Intersindical Valenciana, intervinieron Beatriz Cardona y Marc Candela, ambos del Secretariado Nacional del sindicato. Cardona explicó que la Conselleria modificó los criterios del arreglo escolar para el curso 2013/14 (el documento que sirve para autorizar o suprimir unidades y profesorado en Infantil, Primaria y Educación Especial cada curso) para dar cabida al aumento de ratios impuesto por el Ministro Wert (de 25 a 30 alumnos por aula en infantil y primaria). Los nuevos criterios también empeoran las condiciones para la autorización de unidades en centros rurales respecto del curso actual.

Cardona exigió que Consejería deje de aplicar criterios puramente economicistas y de ahorro que tienen un grave impacto en el sistema educativo público en general y en las escuelas rurales en particular.

Por su parte, Marc Candela dio a conocer el resultado de la encuesta que el sindicato puso en marcha sobre la repercusión del nuevo arreglo escolar. De momento han contestado 91 escuelas de las 1006 existentes en el País Valencià.

Si se tiene en cuenta que en el arreglo provisional del curso pasado se suprimieron 119 unidades en el total de los 1.006 CEIP del País Valenciano, y ahora sólo en 91 centros se suprimirán 86 unidades, el recorte respecto al curso pasado es muy grande. En profesorado, se suprimen 99 maestros, que extrapolado al total de centros serían un millar. Esto significa que más profesorado interino se quedará sin trabajo el próximo curso y que el funcionariado de carrera afectado deberá cambiar de centro y, seguramente, de localidad.

LA UNIÓ y STEPV acordaron iniciar acciones en caso de que Conselleria no rectifique y se supriman unidades y maestros, especialmente en el ámbito rural. Las dos entidades harán un seguimiento centro a centro y trabajarán con la comunidad educativa y los ayuntamientos de las localidades afectadas para presentar alegaciones a la Consejería de Educación y mociones en los ayuntamientos para evitar estas pérdidas.