Los vecinos de Aigua Blanca de Oliva protestan en el pleno


La protesta vecinal surgió tras el rechazo del cuatripartito (BLOC, PSPV, Gd'O y PO) de abordar en el pleno el tema de la paralización de Aigua Blanca.




 

Los vecinos de Aigua Blanca de Oliva protestan en el pleno

Los propietarios del residencial Aigua Blanca acudieron ayer al pleno de Oliva para protestar por el estado que presenta su urbanización, paralizada desde hace seis años y pendiente de concluir. Los vecinos, cansados de las promesas de los políticos locales, protestaron al final del pleno que se celebró anoche. La protesta vecinal surgió tras el rechazo del cuatripartito (BLOC, PSPV, Gd'O y PO) de abordar en el pleno el tema de la paralización de Aigua Blanca. El Partido Popular presentó una moción, a petición de los vecinos afectados, que reclamaba que el gobierno pidiera «perdón» a los propietarios por la «nefasta gestión» durante estos años. El gobierno de Oliva consideró, tras encargar un informe jurídico, que la formas no fueron las adecuadas ya que el contenido del documento no se ajustaba a una moción, sino que se trataba de un ruego, lo que indignó a los vecinos. Por su parte, el concejal de Urbanismo, Vicent Canet, explicó que en estos momentos hay dos empresas realizando un informe sobre Aigua Blanca para aclarar todos los desperfectos de la residencia, y si se han producido por el paso del tiempo, por vandalismo o porque se ejecutaron mal por parte de la empresa.