Gandia realojará a los propietarios de Simancas tras la quiebra de la constructora


La actuación urbanística lleva varios meses paralizada, ya que la empresa encargada entró en concurso de acreedores.




 

Gandia realojará a los propietarios de Simancas tras la quiebra de la constructora

El retraso de la construcción del residencial de Simancas ha obligado al Ayuntamiento de Gandia a asumir el coste económico del realojo de los propietarios que esperan un piso en el complejo. Este gasto debería abonarlo la constructora al incumplir los plazos de finalización de las obras.

La actuación urbanística lleva varios meses paralizada, ya que la empresa encargada entró en concurso de acreedores. La construcción del nuevo barrio de Simancas debería haber finalizado el pasado verano, pero la quiebra de la mercantil hizo que la actuación se fuera ralentizando hasta detenerse definitivamente. Las familias que esperan una vivienda en estos edificios están reubicadas en pisos de Gandia desde el inicio de las obras, a la espera deque concluya la actuación.

Estos vecinos fueron realojados en pisos de alquiler durante el tiempo que durara la actuación y la empresa corría con estos gastos, como explicó el alcalde de Gandia, Arturo Torró. Otros propietarios vendieron sus inmuebles al Ayuntamiento para que pudiera iniciar la esperada remodelación del viejo barrio.