Gandia reafirma que la Targeta Daurada sigue siendo gratuita


Y es que dicha tarjeta seguirá siendo gratuita hasta que circule l’Urbanet.




 

Gandia reafirma que la Targeta Daurada sigue siendo gratuita

“Liduvina Gil miente y el PSOE no se entera. Ni se cobra ni se cobrará hasta que no esté en marcha el nuevo sistema del Urbanet”. Así de claro y tajante lo ha dejado el consejero delegado de Movilidad, Javier Reig, ante las declaraciones de la concejala socialista “quien, una vez más, intenta confundir a la ciudadanía, sembrar de dudas y mentiras cada una de sus comparecencias de prensa y además, alarmar de forma innecesaria a sectores poblacionales concretos”.

Reig ha desmentido rotundamente las acusaciones sobre el pago de la Targeta Daurada-Urbanet y ha recordado “a quien no se entera y vuelve a mentir, que lo que se dijo y así se hace, es que mientras no se pusiera en marcha el nuevo sistema del Urbanet, no se iba a cobrar ninguna Targeta Daurada en el Urbà ni en La Marina. Y eso es lo que se está haciendo”.

El responsable de Movilidad ha explicado que los usuarios de la Targeta Daurada no pagarán por el servicio del Urbanet hasta que no entre en funcionamiento el nuevo sistema de autobuses y ha aclarado que, como en todos los colectivos, hay gente previsora “y lo que se está cobrando es a aquellas personas que, siendo titulares de la Targeta Daurada y a sabiendas de que se va a implantar el nuevo sistema del Urbanet, han sido previsores y acuden para obtenerla porque saben que cuando el nuevo servicio se implante, y será en breve, si no tienen su Targeta Daurada-Urbanet, no podrán usar este servicio”.

Por todo ello, Reig ha recordado al PSOE y a Liduvina Gil que “a los únicos que se les está cobrando es a los que voluntariamente quieren darse de alta en el nuevo sistema. Con lo cual, los socialistas no tienen razón dado que no se está cobrando a nadie, sino única y exclusivamente vienen las personas previsoras a sacarse su nueva tarjeta y se da servicio”, por lo que “deberían plantearse seriamente este tipo de anuncios dado que, lo único que aportan es confusión y malentendidos, cuando si ejercieran una oposición constructiva sabrían qué ocurre en la ciudad y no en sus líos internos”.