El BLOC-EV de Gandia, ha mostrado su apoyo al sector pesquero en la huelga mantenida en estos dias.


El BLOC-EV de Gandia, ha mostrado su apoyo al sector pesquero en la huelga que ha mantenido durante los últimos días, y sobre todo en algunas de las demandas y reivindicaciones que están realizando. Los econacionalistas han decidido presentar una moción tanto en el Ayuntamiento de Gandia, como en otros municipios de la Comarca, en la que se insta al Ministerio a que atienda al menos cuatro de las muchas demandas que están realizando desde el sector. Estas cuatro cuestiones son la necesidad de controlar la entrada de pescado de otros países, de forma especial aquellos extracomunitarios. Además de la creación de un fondo de previsión para garantizar que se pague el gasóleo a 0’27€, la tercera de las cuestiones es que se estudie la posibilidad de revisar la cantidad de trabajadores en una misma embarcación y por último, que se preste la atención necesaria para la realización de los cursos de formación y especialización de los trabajadores del sector. El portavoz del grupo municipal, Josep Miquel Moya, ha asegurado que estas demandas son sólo una pequeña parte de las demandas de los pescadores, demandas que deberían ser sobradamente asumibles, y que permitirían que el sector se mantuviera más o menos estable, un sector que es importante en la Comarca y que se debería preservar.




 

El BLOC-EV de Gandia, ha mostrado su apoyo al sector pesquero en la huelga mantenida en estos dias.

La casualidad hizo que durante la jornada del jueves, cinco municipios de la comarca de la Safor sufrieran hasta doce horas de oscuridad, o mejor dicho, doce horas sin suministro eléctrico a consecuencia de dos incendios en sendos transformadores, uno en L'Alquería y el otro en Oliva.

En el primer municipio la avería hizo que durante doce horas los vecinos del municipio se quedaran sin fluido eléctrico con las importantes pérdidas económicas para comerciantes y empresarios.

En el segundo caso, la avería se produjo en el transformador de la barriada del Pinet, dejando durante tres horas el municipio de Oliva a oscuras y sin poder celebrar el pleno municipal que debía aprobar los presupuestos municipales