En Xeraco vuelve a abrirse la polémica entre el gobierno socialista y el Bloc-EV


La depuradora municipal y la construcción de 615 viviendas nuevas en la playa ha reabierto la polémica en Xeraco entre el gobierno socialista y el Bloc-EV. Los nacionalistas han denunciado que durante la semana santa se han producido vertidos de aguas residuales desde el alcantarillado hasta la calle debido a una mala gestión de la depuradora municipal. Al mismo tiempo denuncian que la nueva depuradora debería estar ya en funcionamiento y que si la antigua no es suficiente para abastecer a Xeraco y su playa tampoco va a poder abastecer a 615 viviendas más. Por su parte, el alcalde de Xeraco, Ferran Bofí, ha lamentado las declaraciones del nacionalista Toni Martí y ha expresado que son una muestra de la ignorancia del Bloc en este tema. Bofí ha contestado que todo el pueblo era sabedor de la necesidad de una nueva depuradora en Xeraco y de los problemas que podían producirse mientras se construía pero que para finales de mayo o principios de junio todo estará solucionado ya que la nueva depuradora empezará a funcionar. Además, ha indicado que esto será mucho antes de que las viviendas de la playa sean habitables y ha invitado a Martí a que se dirija al consistorio para esclarecer sus dudas al respecto.