La Guardia Civil detecta explotación de inmigrantes en el puerto de Gandia


El detenido introdujo en un almacén del puerto de Gandia a una veintena de inmigrantes que fueron sorprendidos trabajando la noche de Reyes en el manipulado de fruta.




 

La Guardia Civil detecta explotación de inmigrantes en el puerto de Gandia

Un empresario de nacionalidad polaca ha sido detenido en Gandia por agentes de la Guardia Civil tras detectar un caso de explotación laboral de inmigrantes que tenía lugar dentro del recinto portuario de Gandia. El detenido, de unos 50 años de edad y representante de una empresa de su país que trabajaba con otra de Murcia, introdujo en un almacén del puerto de Gandia a una veintena de inmigrantes rumanos, búlgaros, marroquíes y paquistaníes que fueron sorprendidos trabajando la noche de Reyes en el manipulado de fruta. El empresario polaco intentó colar contratos de trabajo que estaban a nombre de otras personas y no de quienes llevaban a cabo el manipulado de fruta en el puerto de Gandia. Además de carecer de contrato, los inmigrantes eran sometidos a jornadas que se prolongaban desde las 8 de la mañana a las 9 de la noche por las que percibían entre 15 y 20 euros al día. La Guardia Civil detuvo al hombre, que pasó a disposición judicial y ya ha sido puesto en libertad provisional acusado de fraude a hacienda y de un delito contra la seguridad de los trabajadores.