La crisis alcanza a FITUR


La Feria Internacional de Turismo que han inaugurado esta mañana los Príncipes de Asturias, también se ve afectada por la crisis. Menos stands, menos oferta y sobre todo mayor sobriedad en las ofertas es lo que nos hemos encontrado esta mañana en Madrid.




 

La crisis alcanza a FITUR

La polémica suscitada por la disminución en la presencia de Gandia en FITUR ha quedado en nada cuando hemos comprobado esta mañana que no es solo la Ciudad Ducal la que ha recortado su presencia en la Feria, sino que esa es la tónica general. Empezando por Comunidades Autónomas que anteriormente tenían un pabellón para ellas solas y ahora comparten pabellón con otras y pasando por municipios que han pasado de tener su propio stand a estar englobados dentro de marcas turísticas más potentes como la de la Diputación de Valencia.

En la Safor, muchos son los municipios que han dejado de tener una presencia claramente diferenciada y que por tanto han pasado a estar englobadas dentro de la oferta de la propia Diputación, se distinguen Gandia, con un stand dentro de la Diputación, bastante grande y sobre todo muy bien situado frente a la puerta de acceso y en un pasillo lateral. También Oliva, con menor presencia, tiene una posición privilegiada frente a la puerta de acceso y en un  pasillo principal.  También los municipios de la Valldigna presentan una oferta conjunta entre Barx, Simat, Benifairó y Tavernes.

Otros municipios, anteriormente representados en FITUR, este año no tienen presencia propia pero han venido aunque haya sido con una presencia simbólica como el caso de Xeraco.

En total, una feria que sigue teniendo tirón pero a la que también llega la crisis.