Daimús habilita un guarda rural para proteger los cultivos y evitar los robos de naranja


El gobierno de Daimús ha puesto en marcha un servicio de vigilancia rural para proteger los cultivos de los agricultores de la localidad y evitar los robos de naranjas. Este dispositivo cuenta con un vigilante rural que recorrerá las zonas agrícolas del término municipal, como explicó el alcalde de Daimús, Francisco Javier Planes.




 

Daimús habilita un guarda rural para proteger los cultivos y evitar los robos de naranja

El edil del Partido Popular aseveró que Daimús ya contaba con este servicio, pero que desapareció "hace siete años". Ahora, prosiguió el alcalde, se ha retomado para acabar con los asaltos que sufren los productores de cítricos de la población.

"Se han dado algunos robos de naranjas durante los últimos meses y queremos impedir que se sigan produciendo", señaló el popular, quien destacó que el vigilante rural estará en activo "durante todo el día, de lunes a viernes" y que los fines de semana será la Policía Local quien patrulle los caminos rurales.

Para poner en marcha este servicio, el gobierno de Daimús ha reestructurado el cuerpo de la Policía Local y se ha destinado a un agente para que realice las tareas de vigilante rural "en exclusiva".

"Desde el Ayuntamiento de Daimús queremos que la producción de nuestros agricultores esté protegida", dijo Planes, y añadió que también se han producido, a lo largo del invierno, algunos asaltos a casas de aperos en el término. Finalmente, el alcalde aseguró que esta decisión es una promesa electoral que el Partido Popular hizo a los agricultores.