El agua centra la polémica sobre el PAI de Bancaja en Tavernes


El PAI que Bancaja presentara hace ahora un año para la ciudad de Tavernes de la Valldigna, no ha dejado de ser polémico en ningún momento. Diversas cuestiones han centrado el debate entre los grupos a favor de su construcción, entre ellos el gobierno municipal vallero, y sus detractores, entre ellos grupos ecologistas y de la oposición como EU. El último desencuentro, el tema del agua. Mientras unos aseguran que no habrá suficiente agua para todos si se ejecuta el proyecto, otros aseguran que el agua será más que suficiente




 

La Confederación Hidrográfica del Jucar, ha emitido un informe sobre los recursos hídricos de Tavernes y los problemas que la localidad tendría para abastecerse de agua, en el caso de que se ejecutara el PAI de la Mar, más conocido como el de Bancaja. Dicho informe ha sido dado a conocer, al menos de forma parcial, por EU, quien lo ha enarbolado públicamente para seguir mostrando su más enérgica oposición al mencionado PAI.

Según EU, sólo existen dos pozos capaces de suministrar agua a la zona, y dada la gran cantidad de terreno a construir, y las importantes instalaciones que se pretenden llevar a cabo, no habría suficientes recursos hídricos para el autoabastecimiento del municipio.

Desde el consistorio, no sólo se niega la carencia del agua, sino que se asegura que el informe hecho público, no cuenta con datos fiables, ya que habla de dos pozos cuando en la zona en realidad han al menos 6 en plena vigencia. El concejal de urbanismo, Antonio Bono, se ha mostrado especialmente crítico con la CHJ, ya que asegura "en mis 11 años como concejal, es la primera vez que recibo un informe que no he solicitado".

Bono asegura que ya se ha puesto en contacto con la CHJ para que aclare las condiciones en que ha elaborado el informe, y que se le ha dado cita para septiembre, cita a la que asistirá con un concejal del PSOE de Tavernes