Miramar ingresa 3.000 euros por la venta de la energía eléctrica que produce


El Ayuntamiento de Miramar ingresa los primeros 3.000 euros por la venta de la energía eléctrica generada por sus placas fotovoltaicas
El Ayuntamiento de Miramar instaló el pasado año un total de 90 placas fotovoltaicas en la cubierta del Almacén municipal. Los 3.000 euros corresponden a la venta de la energía generada entre los meses de agosto y enero.




 

Miramar ingresa 3.000 euros por la venta de la energía eléctrica que produce

Estas placas fotovoltaicas generan electricidad gracias a la acción de los rayos solares y la inyectan en la red eléctrica para su utilización por parte de los usuarios de la red.
De esta manera, los 3.000 euros que el Ayuntamiento de Miramar ha ingresado corresponden a la venta de la electricidad generada por las placas fotovoltaicas durante un periodo de cinco meses, comprendido entre agosto de 2012 y enero de 2013. 

El Ayuntamiento de Miramar financió con fondos propios la instalación de las placas fotovoltaicas en una superficie de 360 metros cuadrados de la cubierta del Almacén municipal. Dicha instalación tiene una potencia de 20 kilovatios. Esta medida supuso la continuación del plan de ahorro energético puesto en marcha en 2010 por el Consistorio presidido por Asensio Llorca.


“De esta manera, en sólo siete años conseguiremos amortizar la inversión de 53.000 euros que llevamos a cabo el pasado año para instalar las 90 placas, de manera que a partir del séptimo año las placas fotovoltaicas ya darán beneficios económicos para el Ayuntamiento a lo largo de toda su vida útil, que es superior a los 25 años”, explica el alcalde de Miramar, Asensio Llorca. 

Sin embargo, además de los beneficios económicos que la instalación de estas placas dará al Ayuntamiento, dicha iniciativa también tiene un aspecto fundamental, como es la conservación del medio ambiente. De hecho, el uso de la energía solar para generar electricidad supone la reducción de emisiones contaminantes y del efecto invernadero, responsable del calentamiento del planeta y, por tanto, del cambio climático. “En definitiva, hacemos una clara apuesta por el desarrollo sostenible y por las energías renovables. De hecho, también hemos instalado placas solares en la cubierta de instalaciones como el Centre Esportiu El Molí que, en este caso, utilizan la energía solar generada no para su venta, sino para su propio consumo. De cara al futuro vamos a estudiar la instalación de nuevas placas fotovoltaicas en otros edificios municipales, con el objetivo de incrementar la cantidad de energía eléctrica generada que se destinará a la venta”, expone el alcalde de Miramar, Asensio Llorca

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Miramar financió con fondos propios la instalación de las placas fotovoltaicas en una superficie de 360 metros cuadrados de la cubierta del Almacén municipal. Dicha instalación tiene una potencia de 20 kilovatios. Esta medida supuso la continuación del plan de ahorro energético puesto en marcha en 2010 por el Consistorio presidido por Asensio Llorca. Gracias este plan, el Ayuntamiento de Miramar ha sido capaz de reducir en más de 47.000 euros el importe de su factura energética, además de la consiguiente reducción en las emisiones de CO2. La última de las actuaciones llevadas a cabo en este plan será la inminente instalación de más de 500 bombillas LED para el alumbrado público del municipio.