Gandia anuncia bicicletas públicas con luz y un límite de edad para menores en la nueva ‘Bici’


Arturo Torró adelanta la noticia sobre la puesta en marcha de este servicio y advierte que será “inflexible” con quienes circulen por encima del paseo.
Los vecinos deberán decidir si la edad mínima para acceder al servicio público de bicicletas se sitúa en los 14 o los 16 años.




 

Gandia anuncia bicicletas públicas con luz y un límite de edad para menores en la nueva ‘Bici’

El gobierno de Gandia ha aprobado la reparación de las bases del servicio público de alquiler de bicicletas de la ciudad conocido como ‘LaBici’ que se encuentra paralizado, y el próximo jueves presentará 2 modelos de bicicleta que sustituirán a las anteriores, y que incluyen novedades como una dinamo interna que dote de luz a los vehículos nuevos, una estructura más reforzada y ruedas de gel más robustas que las anteriores.

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha anunciado hoy que las negociaciones con la futura empresa que se haga cargo del servicio público de bicicletas, van por buen camino y en breve se anunciará el nuevo modelo que se va a implantar en la ciudad, tras ser aprobado hoy mismo la reparación de las bases y la puesta en marcha del software.

El alcalde ha confirmado que la edad mínima para poder utilizar el transporte público de LaBici quedará establecida en 14 años para evitar que se pueda hacer un mal uso de los vehículos y que cada usuario pueda responsabilizarse del funcionamiento correcto que le dé a las bicis, bajo denuncias, multas o las sanciones que estipule la ley en cada caso.

El propio alcalde ha explicado que las nuevas bicicletas “no serán de color azul” y además llevarán incorporada “luz a través de una dinamo interna, tendrán doble refuerzo y ruedas de gel, no lo que teníamos antes, sino unas bicicletas como en cualquier otro lugar”.

Arturo Torró ha advertido a los usuarios que se está estudiando que un menor no pueda coger una bicicleta, pero falta que los vecinos decidan si la edad mínima para utilizar el servicio público de bicicletas se sitúa en los 14 o los 16 años. “Hay que tener en cuenta que es a estas edades cuando, en la mayoría de casos, se suelen incumplir las ordenanzas como circular por las aceras, no respetar a los peatones, y ello conlleva un problema a la hora de ser sancionados por la Policía Local” ha explicado el alcalde quien ha avanzado que se va a ser “inflexible” a la hora de controlar el uso indebido de las bicicletas.

Cuando la Policía Local detecte a un menor circulando con una bicicleta pública o un mayor infringiendo las normas como por ejemplo, ir circulando por el paseo de Germanies o por aceras pequeñas, “los agentes se incautaran de la bicicleta, de la tarjeta y se le extenderá el correspondiente boletín de denuncia. Y vamos a ser inflexibles, repito. Una cosa que puede ser bonita y de utilidad no se puede convertir en un peligro para la gente mayor” ha dado a conocer el alcalde.

El alcalde es consciente de la demanda social de LaBici, por lo que ha señalado ante los medios de comunicación que no es partidario de este modelo de bicicletas para Gandia porque “esta ciudad no tiene un carril bici adecuado. Es un peligro. El carril bici va por en medio del carril bus, pero la demanda popular –que es al final quien manda y paga- quiere bicicletas, pues habrá bicicletas pero eso sí, en condiciones de respeto a la gente mayor y al peatón”. Un servicio que puede ser muy útil, beneficioso, saludable e incluso para muchas personas, necesario para moverse por Gandia, no puede quedar a expensas de actuaciones vandálicas como las que se han detectado en los últimos meses de servicios.

El Gobierno de Gandia continúa con las reuniones para negociar la vuelta del servicio de LaBici que reclamaban los ciudadanos, pero lo pondrá en marcha con la mejora de las condiciones que garanticen un buen funcionamiento del servicio.