El PSOE de Gandia pide que el alcalde Torró deje de ser administrador del Ayuntamiento en una nueva maniobra para ensuciar su nombre


El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Gandia pedirá al Pleno municipal “la suspensión de Arturo Torró como administrador del Ayuntamiento de Gandia”, debido a lo que califican como  “la extrañísima situación en la que se encuentra el consistorio”, por su situación empresarial.




 

El PSOE de Gandia pide que el alcalde Torró deje de ser administrador del Ayuntamiento en una nueva maniobra para ensuciar su nombre

El portavoz de los socialistas, José Manuel Orengo, presentará una moción al Pleno municipal pidiendo la suspensión de Torró después de que el pasado lunes 11 de febrero el Boletín Oficial del Estado “publicara la declaración de Torró, como persona natural, y de sus empresas en concurso voluntario de acreedores”. De esta manera, se nombra a un administrador que gestione su patrimonio debido a la situación económica de Torró, que no puede hacer frente a sus obligaciones empresariales y personales.

Por ello, “y ante la duda de que una persona que se ha declarado incapaz de gestionar su patrimonio y sus bienes pueda gestionar el patrimonio y los bienes de los ciudadanos de Gandia”, Orengo ha pedido que se le suspenda de sus labores de administrador “y se designe a un nuevo administrador, una persona con un perfil técnico que quede fuera de toda sospecha”.

El nombramiento de un nuevo administrador es “todavía más necesario” si se tiene en cuenta que Arturo Torró “tiene una deuda con el Ayuntamiento de Gandia de 270.333,10 euros” por los costes judiciales de un pleito que perdió ante el consistorio, según ha desvelado el socialista. Orengo ha explicado que el Ayuntamiento tiene que personarse ante el juzgado en el concurso de acreedores de Torró para garantizar el pago de esos más de 270.000 euros, “ya que en caso de no personarse el Ayuntamiento podría cometer un delito de prevaricación”.

Orengo también ha insistido en que las deudas del alcalde no son solo con Gandia, sino que también afectaría a otros municipios como Alzira o Xàtiva, por lo que ha pedido un informe a la Diputación. De esta forma los socialistas insisten en mezclar las cuestiones personales de Arturo Torró con su gestión municipal en una campaña que iniciaron en plena campaña electoral y que parece se va a mantener durante toda la legislatura