El Rector de la Universidad Politécnica de Valencia, el Profesor Julià, fue el encargado de dar por inaugurado el curso académico 2006.


El Rector de la Universidad Politécnica de Valencia, el Profesor Julià, fue el encargado de dar por inaugurado el curso académico 2006, en la Escuela Politécnica Superior de Gandia. Durante el acto, el rector garantizó el mantenimiento de la cuota de financiación para el Campus de Gandia, además aseguró que se está trabajando en la línea correcta para consolidar el centro. Manela Fernández, directora de la EPSG, aseguró que el pasado año, ha sido un ejercicio difícil, pero que se ha superado con éxito, se han mantenido las expectativas y ahora hay que marcarse el objetivo de consolidar el centro, manteniendo su especificidad y singularidad, y convirtiéndolo en referente tanto nacional como internacional. Por su parte, el Fiscal del Tribunal Supremo, Vicente Vercher fue el encargado de impartir la conferencia inaugural, una conferencia en la que habló de la necesidad de proteger el medioambiente, a través de toda una serie de medidas penales, “porque mientras haya seres humanos habrá delito”, según el Fiscal, el objetivo para un futuro inmediato ha de ser promocionar el medio ambiente, protegerlo y regular a través del código penal, el castigo por el incumplimiento de las normas.




 

El Rector de la Universidad Politécnica de Valencia, el Profesor Julià, fue el encargado de dar por inaugurado el curso académico 2006.

La casualidad hizo que durante la jornada del jueves, cinco municipios de la comarca de la Safor sufrieran hasta doce horas de oscuridad, o mejor dicho, doce horas sin suministro eléctrico a consecuencia de dos incendios en sendos transformadores, uno en L'Alquería y el otro en Oliva.

En el primer municipio la avería hizo que durante doce horas los vecinos del municipio se quedaran sin fluido eléctrico con las importantes pérdidas económicas para comerciantes y empresarios.

En el segundo caso, la avería se produjo en el transformador de la barriada del Pinet, dejando durante tres horas el municipio de Oliva a oscuras y sin poder celebrar el pleno municipal que debía aprobar los presupuestos municipales