Almoines inicia la restauración del interior de la Fábrica de la Seda


El gobierno local habilitará un Centro Polivalente con 100.000 euros para usos sociales y culturales tras reparar las cubiertas y consolidar el edificio.




 

Almoines inicia la restauración del interior de la Fábrica de la Seda

El gobierno de Almoines iniciará en breve la mejora interior de la fábrica de la Seda, un edificio industrial del siglo XIX que fue el motor económico de la población. Esta obra llega tras la reparación de las cubiertas del inmueble, que han paralizado el deterioro que venía sufriendo durante los últimos años.

La actuación permitirá acondicionar un Centro Polivalente, que albergará todo tipo de eventos como exposiciones, reuniones de vecinos o actos culturales y sociales, tal y como informó el alcalde de Almoines, Antonio Olaso.

La mejora afectará a los 850 metros de titularidad municipal del edificio. Olaso  destacó que la Fábrica representa muy bien la “arquitectura industrial valenciana”, de esa época, por lo que está tipificada como Bien de Relevancia Local y cuenta con una Protección Ambiental, lo “que obliga a conservar su fisonomía”.

La obra se llevará a cabo con una inversión de 100.000 euros, afirmó el alcalde, tras recibir una ayuda de la Diputación de Valencia. El edil del Partido Popular recordó que esta subvención se otorgó en mayo de 2012, al exponer ante la institución provincial "la necesidad de restaurar el interior del edificio industrial y la carencia de Almoines de espacios amplios para fines sociales y culturales”.

El alcalde resaltó que la mejora interior llega tras acometer las obras en el exterior: “Durante los últimos meses se han reparado las cubiertas de la fábrica, ya que había daños en el tejado que permitían que filtrara el agua y se deteriorara el interior”.

En esta actuación se han invertido unos 40.000 euros, que también aportó la Diputación. Además, se han conservado los cuchillos de madera originales que soportan la cubierta.

Sin embargo, como recordó Olaso, esta cantidad tenía otros fines en Almoines. La subvención fue solicitada por el anterior gobierno de local, del Bloc-Compromís, "con el fin de derribar parte de la Fábrica de la Seda y habilitar una parcela para utilizarla como aparcamiento de vehículos".

Una de las primeras acciones del gobierno del Partido Popular durante esta legislatura fue solicitar los permisos ante la Diputación para poder destinar estos 40.000 euros "a consolidar el exterior del edificio y evitar así la pérdida de parte del inmueble, como pretendían desde el Bloc-Compromís". Olaso añadió, además, que para derribar el inmueble el Ayuntamiento "tenía que aportar otros 53.000 euros, una actuación fuera de toda lógica".

Por su parte, el concejal de Economía y Hacienda, Trino Calatayud, resaltó la relevancia que adquirirá "otra vez este edificio en Almoines". La Fábrica de la Seda recuperara "su esplendor y ahora acogerá charlas, muestras o conferencias". "Almoines dispondrá por fin de un espacio necesario y esperado, un Centro Polivalente, que contará con amplias estancias para todo tipo de fines", añadió el edil del PP.

Calatayud destacó también la importancia de las ayudas de la Diputación de Valencia, ya que el gobierno de Almoines no hubiera podido afrontar actuaciones de este tipo "tras la nefasta gestión económica de Compromís" durante los últimos años.

Las primeras noticias que se tienen de la Fábrica de la Seda, conocida también como Fábrica de Lombard  por el apellido del francés que impulsó su construcción, datan de 1848. La instalación fue uno de los centros industriales de la Safor durante décadas y llegó a dar trabajo a más de 900 personas.