La presión social frena un nuevo desahucio en Piles


La presión social que ejercieron las más de 50 personas allí congregadas provocó que la comisión judicial suspendiera el lanzamiento y aplazara el desalojo.




 

La presión social frena un nuevo desahucio en Piles

Como en otras ocasiones, la solidaridad entre vecinos en los casos de desahucio estuvo muy presente ayer en Piles. Decenas de personas de la localidad, pero también de municipios cercanos como Guardamar, Miramar y Gandia acompañaron a Ramón, uno de los afectados, para evitar que fuera desalojado de su vivienda. Pero ayer no solo los vecinos compartieron con Ramón estos duros momentos, sino que también, y como no ha ocurrido en otros casos en la comarca, el propio alcalde de Piles, David Morant, otros ediles y el párroco del municipio se concentraron junto a los manifestantes para intentar aplazar el desahucio. Lo lograron. La presión social que ejercieron las más de 50 personas allí congregadas provocó que la comisión judicial suspendiera el lanzamiento y aplazara el desalojo. El de Ramón es el quinto desahucio en la Safor que la PAH, el 15M y los ciudadanos consiguen aplazar en poco más de un año.