Almoines destinará los 13.300 euros de ahorro en luz a equilibrar el presupuesto municipal


El municipio de La Safor reducirá el gasto en alumbrado público con la colocación de 405 lámparas led del Plan de Eficiencia Energética de la Diputación de Valencia.




 

Almoines destinará los 13.300 euros de ahorro en luz a equilibrar el presupuesto municipal

Almoines prevé ahorrar este año 13.300 euros en la factura anual de la electricidad gracias al Plan de Eficiencia Energética para Alumbrado Público impulsado por la Diputación de Valencia.

Desde el ayuntamiento informan de que a lo largo de 2013 se cambiará un total de 405 puntos de luz por bombillas led, que se instalarán en las siguientes calles: Plaza Major, Sant Francesc, Sant Jaume, San Isidre, Sant Vicent, Sant Josep, Sant Antoni, Sants Abdó i Senent, La Fabrica, Ausias March, Riu Serpis, Safor, Diputació, Valencia, Joan Fuster, La Pau, Trenet d’Alcoi, Estació, Cabo García, Cabo Pellicer, Metge Antello, Tirant lo Blanc, Moli, Ecce Homo y Antigor.

“Con esta iniciativa pasaremos de consumir 45.750 watios a 18.225, por lo que obtendremos un ahorro energético de 110.513 kilowatios hora al año”, informan desde el ayuntamiento. En esta línea, las mismas fuentes declaran que con un funcionamiento de ocho horas diarias, “las nuevas bombillas evitarán la propagación de 25,42 toneladas al año de CO2”.

El consistorio considera que esta operación, que será sufragada por la institución provincial con una subvención de 71.859 euros, será “muy beneficiosa para la localidad” puesto que “ahorraremos 13.372 euros al año que servirán para equilibrar el presupuesto municipal”.

Un total de 211 municipios de la provincia se ha acogido hasta ahora al Plan de Eficiencia Energética para el Alumbrado Público de la Diputación.

14.600 toneladas menos de CO2 al año:
El Plan de Eficiencia Energética para el alumbrado público supone una inversión de 30 millones de euros de la Diputación y pretende  cambiar 200.000 puntos de luz de 150 watios por 200.000 bombillas LED de 50 watios. Con un funcionamiento de 8 horas diarias de las luminarias, se conseguirá reducir la contaminación al evitar la propagación de 14.600 toneladas de CO2 a la atmósfera al año.