Oliva celebra sus fiestas de Moros y Cristianos


La ciudad se encuentra en fiestas desde que el pasado jueves, Eduard Forés diera la orden del fuego de arcabucería, en señal de inicio de los festejos, como pregonero del año 2006. En su pregón, Forés recordó su paso por la ciudad de Oliva y por Onda Naranja en sus inicios en los medios de comunicación, el especial cariño que le une a la Safor e hizo un repaso histórico de la evolución de la fiesta olivense.




 

Oliva está sumida durante el fin de semana el sus fiestas de Moros y Cristianos, unas fiestas a las que daba inicio Eduard Forés con un pregón en el que recordo el inicio de las celebraciones, cómo estas habían ido decayendo hasta llegar a desaparecer, y su reaparición ya en la Edad Moderna, con el auge que en estos momentos vive la fiesta, que lucha por ser reconocida como de Interes Tusrístico Nacional.

Forés recordó en su discurso sus inicios en el mundo de la comunicación, pasando por Onda Naranja, y por lo tanto sus lazos con los profesionales del sector en la ciudad de Oliva y también los ciudadanos de a pié con los que aún le une una amistad y cariño especial. Así mismo, recordaba la importancia de la fiesta y el momento de auge que vive, por lo que invitaba a todos los ciudadanos a participar en ella de forma viva e intensa.

Durante el fin de semana, las calles de la localidad, al igual que la playa serán tomadas sucesivamente por las hordas moras y cristianas, llenando la ciudad de fiesta, pólvora y música, hasta que el domingo se produzca la batalla final que acabe con las celebraciones hasta el próximo año