La Junta Local Fallera de Gandia ha concedido el Gesmil de Diamantes, la más alta distinción fallera, a Tomás Femenía.


La Junta Local Fallera de Gandia ha concedido el Gesmil de Diamantes, la más alta distinción fallera, a Tomás Femenía, que fuera presidente de la Junta Local Fallera durante los últimos 12 años. La distinción, que es extraordinaria, se concedía oficialmente en la asamblea ordinaria del pasado 20 de octubre, realizándose la comunicación oficial al propio Femenía en la tarde del viernes. El Gesmil de Diamantes, se concede por una labor y dedicación al mundo fallero de Gandia en general, y hasta la fecha, sólo están en posesión de dicha distinción seis falleros. Cabe recordar que sólo se pueden conceder 25 de estas distinciones y que es necesario el aval de varias comisiones falleras para concederlo. En esta ocasión, el expediente se inició a instancia de la propia Junta Local Fallera y ha sido avalado por parte de las 22 comisiones gandienses. Tomás Femenía, ha declarado su satisfacción por la distinción que se le ha otorgado, y ha asegurado que va a seguir trabajando por las fallas de Gandia, con la misma ilusión con la que lo ha hecho hasta ahora.




 

La Junta Local Fallera de Gandia ha concedido el Gesmil de Diamantes, la más alta distinción fallera, a Tomás Femenía.

La casualidad hizo que durante la jornada del jueves, cinco municipios de la comarca de la Safor sufrieran hasta doce horas de oscuridad, o mejor dicho, doce horas sin suministro eléctrico a consecuencia de dos incendios en sendos transformadores, uno en L'Alquería y el otro en Oliva.

En el primer municipio la avería hizo que durante doce horas los vecinos del municipio se quedaran sin fluido eléctrico con las importantes pérdidas económicas para comerciantes y empresarios.

En el segundo caso, la avería se produjo en el transformador de la barriada del Pinet, dejando durante tres horas el municipio de Oliva a oscuras y sin poder celebrar el pleno municipal que debía aprobar los presupuestos municipales