Las Fallas de Gandia también sufren las inspecciones de Hacienda en plena Plantà


Al igual que está ocurriendo en Valencia, en Gandia también hay alguna comisión fallera que está sufriendo una inspección de Hacienda en plena faena de la  plantà
El concejal Vicent Gregori apoya al colectivo fallero y recuerda que la contabilidad de las fallas está antes, durante y después de la “plantà” y la “cremà”

Gregori: “La Agencia Tributaria tiene 360 días al año para inspeccionar a las fallas; los otros cinco son la culminación de un año de esfuerzo, sacrificio y trabajo”




 

Las Fallas de Gandia también sufren las inspecciones de Hacienda en plena Plantà

El concejal delegado de Fallas en el Ayuntamiento de Gandia, Vicent Gregori, ha mostrado su total apoyo al colectivo fallero de la ciudad tras conocer que la Agencia Tributaria está inspeccionando a las comisiones falleras durante estos días. Gregori ha explicado que “se entiende que los inspectores de Hacienda pueden presentarse en cualquier momento y en cualquier entidad, pero también es cierto que la contabilidad de las fallas está antes, durante y después de la plantà o la cremà de la falla, y en ese sentido coincidimos en que no es el mejor momento para solicitar documentos personarse a un día del inicio de las fiestas falleras”.
“La Agencia Tributaria tiene 360 días al año para inspeccionar a las fallas; los otros cinco son la culminación de un año de esfuerzo, sacrificio y trabajo”

Gregori, que en todo momento estuvo ayer en contacto con presidentes de falla de Gandia, ha recordado que “las fallas son asociaciones, y ello no implica que estén exentas de inspecciones, pero lo que no es de recibo es la personación de inspectores en los momentos más complejos para las propias fallas”.  El delegado de Fallas ha señalado que “si la Agencia Tributaria quiere o necesita inspeccionar a las fallas de Gandia, lo puede hacer cualquier día de los 360 que tiene el año porque, esos cinco días son la culminación de un año de esfuerzo, sacrificio, y trabajo, por ello no se puede entender lo ocurrido cuando hubiera sido más fácil cualquier día del año haber hecho los requerimientos que haga falta y presentar los documentos con tranquilidad y sin problemas. No ahora que los falleros están en plena actividad”.