La Cremà de las fallas de la Safor contó con la colaboración de 50 bomberos


El Parque de Bomberos de Gandia contó con siete equipos, seis en Gandia y uno para las fallas mayores de Tavernes.




 

La Cremà de las fallas de la Safor contó con la colaboración de 50 bomberos

Con la Nit de la Cremà de anoche, los falleros se despidieron de los 46 monumentos (23 mayores y 23 infantiles) y de un intenso año de trabajo. Unos 50 bomberos trabajaron para atender posibles urgencias y sofocar los monumentos grandes de la Safor, pero aún así, no estuvieron en todas. Las consideradas de bajo riesgo fueron atendidas por voluntarios de Protección Civil en Gandia y los mismos falleros en Oliva. El Parque de Bomberos de Gandia contó con siete equipos, seis en Gandia y uno para las fallas mayores de Tavernes, y 35 efectivos que trabajaron en la quema de las fallas en ambas localidades. A ellos se sumaron cuatro bomberos de Madrid. Además, siete personas quedaron de guardia en el parque, para atender las urgencias que se pudiera presentar en la zona.

Para ello dispusieron de un camión de primera intervención y otro de rescate de altura. Otros 10 hombres del parque se trasladaron a poblaciones cercanas como Cullera, Sueca y Oliva, como apoyo. Con todo, prácticamente todo el equipo humano de bomberos trabajó anoche, a excepción de los que lo hicieron durante la jornada de ayer martes o están de guardia hoy. El Parque de Bomberos necesitó también del refuerzo de equipo técnico ya que en la actualidad sólo cuenta con dos camiones, el resto llegaron de la Generalitat y Diputación. En esta Nit de la Cremà, trabajaron también efectivos de las Fuerzas de Seguridad y Cruz Roja. Ocho patrullas de la Policía Local velaron por la seguridad, con el refuerzo de cuatro unidades de intervención. La Nit de la Cremà de Gandia finalizó con la quema de la falla Prado, prevista a las tres de la madrugada.