Miramar solicita una disminución del 20% del valor catastral de los inmuebles del municipio


El objetivo de la medida es ajustar el valor de las viviendas de Miramar a la realidad actual, puesto que la última revisión catastral se llevó a cabo en 2007, cuando los precios de los inmuebles eran mucho más elevados que en la actualidad




 

Miramar solicita una disminución del 20% del valor catastral de los inmuebles del municipio

El Ayuntamiento de Miramar conocerá en septiembre la respuesta del Consejo de Ministros a su petición, cursada el pasado 5 de febrero, de reducir en aproximadamente un 20 por ciento el valor catastral de los inmuebles del municipio. El gobierno de la localidad tomó la decisión de solicitar esta reducción con el objetivo de adecuar los valores a la situación económica actual, marcada por una severa bajada del precio tanto de las viviendas como de los locales comerciales, el suelo y, en definitiva, de la totalidad de los bienes inmuebles de Miramar.

El Alcalde de la ciudad, Asensio Llorca, ha explicado que “el Ministerio de Hacienda, a través de la Gerencia Territorial del Catastro, llevó a cabo la última revisión de los valores catastrales de Miramar en el año 2007. Ello supuso una revisión al alza del valor catastral de todos los inmuebles del municipio, motivada por la enorme burbuja inmobiliaria de finales de la pasada década. Hoy en día, el precio de los inmuebles  ha variado y, por tanto, la ponencia de valores elaborada en 2007 no se ajusta a la realidad actual”.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Miramar optó por solicitar a la Gerencia Territorial del Catastro dicha revisión a la baja de la ponencia de valores, “que de ser aprobada supondrá una rebaja de cerca del 20% en el valor catastral de los inmuebles. Este hecho repercutirá positivamente en los propietarios en caso de transmisión de sus bienes inmuebles, puesto que la plusvalía que deberían pagar en cada caso se reduciría en la misma cantidad”, añade Asensio Llorca.

Además de esta medida, también se solicitó en octubre de 2011 a Conselleria la reducción del coeficiente que se aplica a la hora de liquidar el impuesto de transmisiones patrimoniales.

Hay que recordar que a los valores catastrales de los inmuebles cada ayuntamiento suma un coeficiente en virtud de sus necesidades de ingresos para su correcto funcionamiento. Dicho coeficiente sumado al valor catastral da lugar al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), de manera que cuanto menores sean tanto dicho coeficiente como el valor catastral, menor será el importe total del IBI. En este sentido, actualmente Miramar aplica un coeficiente del 0,365, el más bajo de toda la Comunidad Valenciana.