El incendio se aleja de las viviendas de la Drova y se dirige al Montdúver


El conseller de gobernación Serafín Castellano se ha desplazado a Barx para valorar los daños del incendio forestal que ha obliga a desalojar a 270 personas en Barx y Simat de la Valldigna.




 

El incendio se aleja de las viviendas de la Drova y se dirige al Montdúver

La alcaldesa del municipio de Barx, María Hernandis, ha confirmado hace unos minutos a los micrófonos de Onda Naranja COPE, que esta madrugada a las 5:00 horas, han procedido a evacuar a las personas que estaban en la parte alta de la Drova y que han sido trasladadas a la parte baja del Ayuntamiento como medida preventiva y ante la fuerza del viento que continuaba dificultando las labores de extinción del incendio.

Las viviendas de la Drova están fuera de peligro. El incendio forestal de Barx, sigue activo en uno de los picos conocido como Penya Migdia y las llamas se propagan en dirección al término municipal de Xeresa por el Montdúver. El fuerte viento de poniente que soplaba anoche en la zona y que alcanzó ráfagas de 45 kilómetros por hora, dificultó las tareas de extinción aunque, al girar el viento, el fuego subió hacia la montaña y disminuyó el riesgo para los vecinos del casco urbano de Barx. Medios aéreos y terrestres se suman desde primera hora a los trabajos de extinción del fuego que afecta a cinco municipios. La previsión de viento para hoy es de Oeste con 20 a 30 kilómetros por hora. La Guardia Civil cortó ayer durante unos minutos la carretera que sube a Barx por Marxuquera, a la altura del colegio Los Naranjos.

El siniestro ha mantenido en vilo a de cenas de familias durante toda la noche con las miradas puestas en la montaña que seguía consumiéndose bajo el fuego y que finalmente ha tenido que abandonar sus casas pasadas las cuatro de la madrugada. Tal y como se preveía, el fuego ha avanzado durante la noche por las rachas de viento que han superado los 40 kilómetros por hora y ya alcanza cinco términos municipales. Gandia, Barx, Simat, Xeresa y Xeraco. Los efectivos que han estado durante la noche, han estado controlando las zonas residenciales y la evolución de las llamas. A primera hora de hoy se han incorporado los medios aéreos, un total de cinco a los que se sumarán otros tres a lo largo de la mañana, así como diez brigadas de emergencia y ocho autobombas del Consorcio Provincial de Bomberos. Están movilizados dos coordinadores forestales, un técnico forestal, un sargento, el jefe de sector, un oficial y seis dotaciones de bomberos de los parques de Gandia, Xàtiva, Ontinyent, Paterna y Torrent. El Centro de mando Avanzado quedó anoche establecido en la Font de la Drova, desde donde se están coordinando todas las actuaciones.

Sigue activo el incendio declarado ayer a las 5 de la tarde junto al casco urbano de Barx, y que obligó a desalojar la urbanización de Les Foies en Simat de la Valldigna, la de La Drova en Barx y una residencia de ancianos situada en esa misma urbanización.

En total, cerca de 270 personas fueron desalojadas. El fuego comenzó por causas que se desconocen, aunque todo apunta a que se debió al lanzamiento de petardos en las inmediaciones de la estatua del Corazón de Jesús que se encuentra entre el municipio y la zona forestal. El frente del incendio ya tenía más de tres kilómetros anoche, y el viento de poniente avivó las llamas y las dirigió por una zona muy escarpada y de matorral hacia el llamado Racó de la Font donde se encontraban algunos árboles adultos que fueron consumidos por las llamas en apenas unos minutos. No fue necesario desalojar el casco urbano de Barx. Los ancianos, a los que se desalojó por miedo a que el humo complicara la noche en la residencia, fueron trasladados a locales en la comarca de la Safor y a la Casa de la Cultura de Barx. El incendio se originó en la entrada a Barx y se dirige hacia el término de Xeresa por el Montdúver.

Los helicópteros que intervinieron desde las 6 de la tarde de ayer, apenas pudieron operar porque hacía mucho viento en la zona. En la zona afectada trabajaron 5 aeronaves -que se retiraron al caer la noche-, 8 brigadas forestales, 5 autobombas y varios vehículos de bomberos. Los trabajos se centraban anoche en intentar que el fuego no subiera el Mondúver, que ya ardió en el año 2005 cuando se perdieron 1.900 hectáreas, aunque las llamas estaban cerca del paraje natural Parpalló-Borrell de Gandia y de la partida de la Caldereta, esta última con mucha vegetación y de alto valor ecológico. En el frente norte, también se luchaba para que las llamas no penetraran en la urbanización de Les Foies de Simat de la Valldigna, donde también hay muchos árboles adultos.

La alcaldesa ha añadido que esta mañana mantiene una reunión con el Conseller de gobernación Serafín Castellano para valorar las medidas a adoptar en la extinción del fuego y la evaluación los daños ocasionados en la zona del incendio.