El Ayuntamiento de la Alquería de la Condesa ha firmado un acuerdo con la Diputación de Valencia


El Ayuntamiento de la Alquería de la Condesa ha firmado un acuerdo con la Diputación de Valencia para la ejecución de una eco auditoría ambiental, un proyecto enmarcado dentro del Programa de la llamada Agenda 21. En 2003, el Ayuntamiento inició el expediente para la realización de este proyecto, se aprobó y se envió a la Diputación. Un año después solicitaron al organismo provincial una subvención para poder hacer frente a los 12.000 euros necesarios para llevar a cabo esta eco auditoría. Ahora han recibido la notificación oficial de que el convenio, firmado por el presidente de la Diputación, Fernando Giner, y el alcalde del municipio, Salvador Femenía, prevé que el ente provincial aporte 9.600 euros mientras que el ayuntamiento tiene estipulada una aportación de 2.400 euros. Esta medida ha sido recibida con alegría por parte del alcalde, quien tiene un gran interés en llevar a su municipio hacia la sostenibilidad adaptándolo medioambiental y económicamente a la Agenda 21. Ahora el Ayuntamiento está a la espera de que la Diputación contrate a la empresa que se encargará de realizar los estudios pertinentes, algo que Femenía supone se realizará ya a partir del mes de febrero. En un plazo de unos seis meses confía en que ya tendrán la eco auditoría en sus manos.




 

No todo ha sido valoraciones positivas para la XXIII edición de la Universidad de Verano de Gandia que finalizaba el pasado viernes, más bien al contrario.

Unión Valenciana considera que ha sido una vez más una Universidad sectaria ya que no se ha invitado a participar a determinados sectores de la sociedad, como su propio partido político, un partido que según recordaba Xavier Carbonell, tiene más de 132 concejales en la Comunidad y es un partido con grupo parlamentario, algo que no se puede decir de algunos de los invitados a participar en actividades abiertas como la mesa redonda del pasado jueves.

En cuanto a los cursos, Carbonell no ha entrado a valorar su contenido o calidad docente, pero sí que ha asegurado es otra muestra de "sectarismo", ya que en la elección de los ponentes parece que estemos ante "un reparto del pollo" donde se mira más el carnet político de los mismos que otros aspectos más importantes. El PSOE y el BLOC parece, según Carbonell, que se reparten los ponentes de forma alicuota, al igual que hacen con otras actuaciones o actividades municipales.

El director de la Universitat d’estiu de Gandía , Joan del Alcazar, ha  querido salir al paso a la declaraciones realizadas por Unió Valenciana. Alcazar asegura que a la hora de elegir a los participantes en la mesa redonda  de  representantes políticos celebrada la semana pasada en la Universitat d’estiu, la organización siguió una línea específica  de elección de  los integrantes de esa mesa.

 

“La organización  decidió invitar  a tres corporaciones con representación en las Cortes Valencianas y otros dos partidos que sirvieran de representación  a la ciudad de Gandía” asegura Joan del Alcazar .  El director de la Universitat d’estiu afirma que respeta las opiniones  de cada uno y que en el ejercicio de su profesión trata de mantener una relación de “exquisita institucionalidad” con cada uno de los partidos políticos de la ciudad de Gandía