Se ha aprobado por unanimidad la voluntad del Ayuntamiento de Palma de Gandia de revisar la ordenación general del municipio


El pleno de Palma de Gandía ha aprobado por unanimidad la voluntad del Ayuntamiento de revisar la ordenación general del municipio. Los motivos, de un lado la propuesta para ubicar el campo de golf y la urbanización correspondiente dentro del término municipal de Palma de Gandía. Una propuesta que será apoyada desde el Ayuntamiento. Todavía no existe un proyecto para este campo de golf porque hay que revisar el PGOU, pero el ayuntamiento afirma que será él el encargado de hacerlo. Otro de los puntos que obligan a revisar el PGOU es la travesía que pasa por el casco urbano de Palma de Gandía. El Ayuntamiento pretende que esta carretera pase lo suficientemente fuera del casco urbano que no sea un problema de futuro y les permita seguir creciendo como pueblo. El tercer punto fue la protección medioambiental del término municipal de Palma de Gandía. Especialmente, se pretende proteger las montañas, los barrancos y determinar la zona agrícola. El ayuntamiento afirmó que no está dispuesto a aceptar propuestas que se impongan desde fuera, sino que quieren que sea el propio Ayuntamiento el que se encargue de este nuevo Plan General de Ordenación Urbanística. Po un lado porque no quieren fallos que tendría que sufrir la población posiblemente de manera irreversible. El gobierno escuchará a quien estime oportuno para elaborar un plan de ordenación que se adapte a las necesidades de Palma y que proteja sus infraestructuras y dotaciones de futuro. Otro otro lado, el Ayuntamiento quiere que las infraestructuras sean claras y tengan una validez de por lo menos 10-12 años. Finalmente, el Ayuntamiento quiere ser responsable del PGOU para tener en cuenta las voces de políticos y vecinos tanto de la población como de fuera de ella pero sin permitir que los intereses particulares se antepongan a los intereses de Palma.




 

No todo ha sido valoraciones positivas para la XXIII edición de la Universidad de Verano de Gandia que finalizaba el pasado viernes, más bien al contrario.

Unión Valenciana considera que ha sido una vez más una Universidad sectaria ya que no se ha invitado a participar a determinados sectores de la sociedad, como su propio partido político, un partido que según recordaba Xavier Carbonell, tiene más de 132 concejales en la Comunidad y es un partido con grupo parlamentario, algo que no se puede decir de algunos de los invitados a participar en actividades abiertas como la mesa redonda del pasado jueves.

En cuanto a los cursos, Carbonell no ha entrado a valorar su contenido o calidad docente, pero sí que ha asegurado es otra muestra de "sectarismo", ya que en la elección de los ponentes parece que estemos ante "un reparto del pollo" donde se mira más el carnet político de los mismos que otros aspectos más importantes. El PSOE y el BLOC parece, según Carbonell, que se reparten los ponentes de forma alicuota, al igual que hacen con otras actuaciones o actividades municipales.

El director de la Universitat d’estiu de Gandía , Joan del Alcazar, ha  querido salir al paso a la declaraciones realizadas por Unió Valenciana. Alcazar asegura que a la hora de elegir a los participantes en la mesa redonda  de  representantes políticos celebrada la semana pasada en la Universitat d’estiu, la organización siguió una línea específica  de elección de  los integrantes de esa mesa.

 

“La organización  decidió invitar  a tres corporaciones con representación en las Cortes Valencianas y otros dos partidos que sirvieran de representación  a la ciudad de Gandía” asegura Joan del Alcazar .  El director de la Universitat d’estiu afirma que respeta las opiniones  de cada uno y que en el ejercicio de su profesión trata de mantener una relación de “exquisita institucionalidad” con cada uno de los partidos políticos de la ciudad de Gandía