Se convoca a las partes afectadas por el inicio de las obras de mejora de la carretera de Ador a Villalonga


Los Ayuntamientos de Ador y Villalonga han convocado para el próximo lunes a las partes afectadas por el inicio de las obras de mejora de la carretera de Ador a Villalonga, con el fin de subsanar los problemas que puedan existir y poder trabajar en este proyecto de manera inmediata. A esta reunión acudirán técnicos de la Diputación de Valencia, de la empresa constructora y los agricultores de la zona con el fin de valorar e indemnizar los daños que se producirán como consecuencia de la inmediata expropiación de sus tierras. Según ha anunciado el director de carreteras de la Diputación de Valencia, José Antonio Aranda, de no existir ningún problema grave, se prevé que las obras comiencen el martes, 28 de diciembre, día en que comenzarán a arrancar naranjos para preparar el terreno. Una noticia que ha sido muy bien acogida por el alcalde de Ador, Juan Vicente Estruch, quien asegura que después de tantos años reivindicando estas obras de mejora, por fin ven la luz al final del túnel.Se estima que estas obras tengan una duración aproximada de entre nueve meses y un año, periodo durante el cual los conductores que pasen por esta carretera tendrán que extremar las precauciones, ya que es una carretera estrecha con numerosas subidas y bajadas que además, estará llena de señales de tráfico y operarios trabajando. Estas obras se dividirán en dos fases. La primera abarcará desde el cementerio de Ador hasta el Pont Vell de Villalonga y consistirá en la creación de dos rotondas, la carretera en sí y dos dos carriles de servicio adicionales. El 100% del gasto de la construcción de la carretera y de las expropiaciones pertinentes correrá a cargo de la Diputación de Valencia. La segunda fase comenzará en el Pont Vell y enlazará con la carretera Gandía-Villalonga.




 

No todo ha sido valoraciones positivas para la XXIII edición de la Universidad de Verano de Gandia que finalizaba el pasado viernes, más bien al contrario.

Unión Valenciana considera que ha sido una vez más una Universidad sectaria ya que no se ha invitado a participar a determinados sectores de la sociedad, como su propio partido político, un partido que según recordaba Xavier Carbonell, tiene más de 132 concejales en la Comunidad y es un partido con grupo parlamentario, algo que no se puede decir de algunos de los invitados a participar en actividades abiertas como la mesa redonda del pasado jueves.

En cuanto a los cursos, Carbonell no ha entrado a valorar su contenido o calidad docente, pero sí que ha asegurado es otra muestra de "sectarismo", ya que en la elección de los ponentes parece que estemos ante "un reparto del pollo" donde se mira más el carnet político de los mismos que otros aspectos más importantes. El PSOE y el BLOC parece, según Carbonell, que se reparten los ponentes de forma alicuota, al igual que hacen con otras actuaciones o actividades municipales.

El director de la Universitat d’estiu de Gandía , Joan del Alcazar, ha  querido salir al paso a la declaraciones realizadas por Unió Valenciana. Alcazar asegura que a la hora de elegir a los participantes en la mesa redonda  de  representantes políticos celebrada la semana pasada en la Universitat d’estiu, la organización siguió una línea específica  de elección de  los integrantes de esa mesa.

 

“La organización  decidió invitar  a tres corporaciones con representación en las Cortes Valencianas y otros dos partidos que sirvieran de representación  a la ciudad de Gandía” asegura Joan del Alcazar .  El director de la Universitat d’estiu afirma que respeta las opiniones  de cada uno y que en el ejercicio de su profesión trata de mantener una relación de “exquisita institucionalidad” con cada uno de los partidos políticos de la ciudad de Gandía