El monasterio de las clarisas de Gandia acoge la profesión de votos perpetuos de una joven gandiense de 26 años


Presidida por el Arzobispo que ha oficiado luego la misa exequial por una religiosa fallecida horas antes.




 

El monasterio de las clarisas de Gandia acoge la profesión de votos perpetuos de una joven gandiense de 26 años

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha presidido este sábado en la ciudad de Gandía la profesión de votos solemnes de una joven gandiense, Sara Montoro, de 26 años, como religiosa contemplativa en la orden de las Franciscanas Clarisas.

La ceremonia que ha sido concelebrada por los párrocos de la localidad, ha tenido lugar a las 11 horas en el monasterio de Santa Clara de Gandia. Sor Jerusalén María del Cordero, nombre que adoptará a partir de ahora llevaba desde hace más de siete años recibiendo formación para profesar sus votos perpetuos, han indicado fuentes de la orden religiosa.

Se da la circunstancia de que horas antes de la celebración fallecía en el monasterio otra religiosa clarisa de la misma comunidad, de 77 años, sor Consolación, de origen gallego, que recientemente había celebrado sus bodas de oro de vida consagrada. El prelado ha presidido esta tarde la misa exequial en el mismo monasterio. La orden de las Clarisas, fundada en 1212 por santa Clara de Asís, primera mujer a quien la Iglesia aprobó una regla propia, se estableció en España en 1228, al fundarse el primer monasterio en Pamplona. Fue canonizada por el papa Alejandro IV en el año 1255.