Conselleria aprueba la Declaración de Impacto Ambiental para poder suministrar luz a Sancho-Llop en Gandia


En este polígono de Gandia se encuentra el futuro Hospital Comarcal y la carretera de acceso Sur-Puerto de Gandia.




 

Conselleria aprueba la Declaración de Impacto Ambiental para poder suministrar luz a Sancho-Llop en Gandia

La dirección general de Evaluación Ambiental y Territorial de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, ha informado favorablemente a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) remitida al Ayuntamiento de Gandia para la ejecución de la línea eléctrica a 220 kV, alimentación ST Sancho Llop (Gandia Sur) con conexión en ST Gandia y ST Valldigna, en el término municipal de Gandia. Desde el Gobierno de Gandia se ha valorado como muy positiva esta noticia dado que permite dar un paso más para que la zona del polígono de Sancho-Llop pueda ser una realidad cuanto antes y ofrecer los servicios correspondientes, entre ellos disponer del suficiente suministro eléctrico para el funcionamiento del futuro Hospital, de la zona industrial y comercial, así como de los accesos y su correspondiente demanda eléctrica.

Tanto desde el Ayuntamiento de Gandia como desde la propia Conselleria, son conscientes de que “el desarrollo urbanístico de Gandia, principalmente la zona costera y su entorno, presenta una situación de importante demanda de energía eléctrica, con una previsión de crecimiento continuo a corto y medio plazo, imposible de atender con la infraestructura eléctrica de la zona.

Así las cosas, el Gobierno de Gandia continúa trabajando para que el polígono Sancho Llop y en consecuencia el futuro Hospital Comarcal de la Safor sea una realidad cuanto antes, de hecho, para hacer frente a la demanda de electricidad con la fiabilidad necesaria y garantía de servicio, resulta imprescindible que la nueva subestación, que se ha diseñado con tecnología GIS y denominación ST Sancho Llop 220/20 kV, se alimente desde la red de 220 kV. El proyecto, según fuentes de conselleria, se complementará con la conexión en doble circuito Sancho Llop-Vergel.

La nueva línea partirá desde la ST Gandia, tomará la Gran Vía Castell de Bairen (Antigua N-332), girará en la Plaça del 25 d’Abril, y se dirigirá hacia la avenida de Blasco Ibáñez hasta cruzar con el río Serpis y conectar con la carretera de La Vital, y de ahí hasta llegar al polígono de Sancho-Llop. Para el desarrollo de esta línea, según la DIA, se ha procurado minimizar el trazado, disponer de buena accesibilidad, reducir la afección a formaciones vegetales, no generar afección sobre la hidrología y compatibilizarlo con el planeamiento urbanístico y los elementos patrimoniales del entorno.

Se ha elaborado un estudio previo de los bienes de interés cultural, arqueológico, etnológico y paleontológico, identificando los elementos más próximos al trazado. Hay permiso de prospección arqueológica y se ha tenido en cuenta el catálogo de árboles y arboledas de interés local. De los 12 elementos que recoge, los más próximos al trazado son el Almez del parque Joan Fuster y la arboleda de la Alquería de Laborde.
Por último, cabe destacar que el trazado lleva dos cruces sobre cauces: el barranco de Sant Nicolau y el río Serpis. Ambos cruces se harán adosando las canalizaciones a puentes existentes en el entorno urbano, no afectando al cauce. Y sólo resta obtener los permisos para poder cruzar vías pecuarias, en concreto la Cañada Real de Castilla, de 75 metros de anchura legal, y la Colada del Camí de la Perdició, de 8 metros de anchura legal.

La Declaración de Impacto Ambiental será publicada en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana.