La vigilancia rural de Daimús evita el robo de 400 arrobas de naranjas en dos meses


El gobierno de Daimús destinó a un policía local en exclusiva para patrullar las zonas rurales.




 

La vigilancia rural de Daimús evita el robo de 400 arrobas de naranjas en dos meses

El servicio de vigilancia rural impulsado por el gobierno de Daimús a principios de año ha evitado el robo de unas 400 arrobas de naranjas a propietarios de la localidad, tal y como relató el alcalde de Daimús, Francisco Javier Planes.

Estos hurtos habrían supuesto "grandes pérdidas a los agricultores de Daimús", agregó el primer edil. El servicio de vigilancia en los campos era una promesa del gobierno del Partido Popular a los propietarios de las parcelas, que hace meses venían mostrando su malestar ante el aumento de los asaltos.

El gobierno de Daimús destinó a un policía local en exclusiva para patrullar las zonas rurales, es decir, todos los caminos del término, entre el núcleo urbano y la playa. El servicio arrancó a finales de enero de este año y desde ese momento el agente ha realizado labores de vigilancia y controles de vehículos.

Para impulsar este servicio, Daimús adaptó el cuerpo de Policía Local y destinó a un agente a las tareas de vigilancia rural. Este efectivo realiza su trabajo de lunes a viernes, mientras que los fines de semana son sus compañeros quienes supervisan las zonas rurales del término.