El peligro de desprendimiento de una gárgola de la Colegiata de Gandia obliga al ayuntamiento a actuar


Expertos en restauración empezarán a actuar a lo largo de la jornada de hoy para reparar los daños y evitar desprendimientos.
 Una pequeña fisura, la lluvia y la humedad durante años ha provocado la aparición de sales cristalizadas en el interior de la piedra escultórica.  
Las sales cristalizadas han ido aumentando de tamaño y ha provocado la total separación del bloque con el riesgo de desprendimiento.




 

El peligro de desprendimiento de una gárgola de la Colegiata de Gandia obliga al ayuntamiento a actuar

El Ayuntamiento de Gandia, ante el peligro de desprendimiento de una gárgola de la fachada de la Seu Colegiata, ha decidido actuar de urgencia para conservar y restaurar esta importante pieza del patrimonio histórico-artístico de los gandienses. Así las cosas, el lunes, comenzarán los tratamientos de urgencia tras haberse detectado un fallo estructural en la cabeza de una de las gárgolas, concretamente la recayente a la plaza Major.  Dicho fallo corresponde a una separación de dimensiones considerables en el lateral de la cabeza de la gárgola y la actuación se basa en una consolidación y sellado de las grietas. 

El daño en la gárgola, probablemente viene provocado por un problema externo de las condiciones medioambientales lógicas del emplazamiento de la obra. Lo más probable, según los expertos, es que se desarrollara una pequeña fisura y con el paso de los años se ha ido depositando agua de lluvia y humedad que ha provocado la aparición de sales cristalizadas en el interior de la piedra constitutiva del volumen escultórico.  Estas sales cristalizadas han ido aumentando de tamaño y es lo que ha provocado la total separación del bloque tal cual se puede apreciar en la actualidad.

La intervención que se va a llevar a cabo arranca con una limpieza superficial mediante soplado con perilla y brocha de la zona afectada. Posteriormente se consolidará la zona mediante cosido con varilla de fibra de vidrio. Para ello se realizará previamente un orificio con taladro de precisión con broca específica dependiendo del grosor y tamaño real del bloque a consolidar una vez se haya visto de cerca al acceder con los medios auxiliares. Dependiendo en sí del propio tamaño del fragmento susceptible de desprenderse, se realizarán uno o varios orificios para garantizar la sujeción del mismo. La varillas o varillas que se inserten medirán la longitud suficiente para garantizar la sujeción de este fragmento con la pieza sana y carente de fisuras. La sujeción de las varillas se realizará con resina epoxídica específica para exterior.

La última parte de la actuación consistirá en el sellado de la fisura mediante la aplicación de mortero; este mortero será un mortero preparado de cal y arena que irá coloreado acorde al tono original de la piedra. Se ceñirá a la fisura a rellenar y se efectuará mediante la aplicación a espátula, con sumo cuidado de no manchar el resto de la piedra, y dándole la textura necesaria para que se asemeje a la labra original.

El concejal de Urbanismo, Toni Abad, ha explicado que “la propuesta planteada para el tratamiento de urgencia se basa en el total respeto a las obras de arte y estará regida por la actual legislación sobre la salvaguarda del patrimonio histórico empleando técnicas y materiales acorde a la importancia histórica y documental que representa la obra a tratar”.

La actuación correrá a cargo de Andrés Ballesteros Labrado, licenciado en Bellas Artes por la Facultad San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia en Conservación y Restauración de Bienes Culturales en la especialidad de Pintura Mural, Pintura de Caballete (Lienzo y tabla), Materiales Pétreos, Escultura Policromada, Metales, Mobiliario Antiguo, Retablos y Dorados.  Ballesteros, que ya ha realizado trabajos de conservación en Gandia (Palau Ducal), es titulado por la Escuela de Cerámica de Manises: Perito en Cerámica Artística en la especialidad de Conservación y Restauración de Azulejería Valenciana, Cerámica Arqueológica y Materiales Vítreos. La empresa que ejecutará los trabajos es Restauradores Pro Art con sede en Valencia.