El PSOE de Gandia acusa al PP de poner en peligro las nóminas de los funcionarios


Un informe del interventor general del Ayuntamiento pone de manifiesto que a 31 de marzo la deuda de la empresa pública supera los 8 millones de euros y la empuja a su disolución.
El informe de liquidación del presupuesto también demuestra los impagos del consistorio a la Seguridad Social.
El mismo día que se conoce esta deuda el PP anuncia corridas de toros y la remodelación del Prado presupuestada en 2 millones de euros.




 

El PSOE de Gandia acusa al PP de poner en peligro las nóminas de los funcionarios

El PSOE de Gandia ha denunciado que el gobierno municipal del PP y el Alcalde Arturo Torró han generado en poco más de un año una deuda a proveedores de más de 35 millones de euros y pone en peligro las nóminas, tal y como refleja un informe del interventor general del Ayuntamiento que pone de manifiesto que la deuda de la empresa pública supera los 8 millones de euros y la empuja a su disolución tras los impagos del consistorio a la Seguridad Social.

Para el portavoz del PSOE de Gandia, Vicent Mascarell, la situación es insostenible y reclama acciones inmediatas, tal y como marca el informe del Interventor Municipal, y considera esperpéntico que, un año después de aprobar el préstamo de 60 millones de euros para pagar a proveedores, se les deban más de 35 millones de euros.

Mascarell ha advertido al gobierno del PP que ya está bien de culpar al pasado de lo que ellos están haciendo mal, y ha asegurado que esta deuda se debe al pago de sueldos de enchufados y al pago de favores a través de proyectos que son inviables o innecesarios, como remodelaciones de plazas, compras de boleras, chiringuitos y discotecas.

Según los Socialistas, el gobierno de la mayoría absoluta del PP de Gandia está llevando a las arcas municipales a una situación de colapso absoluto que pone en peligro el cobro de las nóminas de los funcionarios locales, tal y como indica el informe de liquidación del presupuesto que elabora el interventor general del Ayuntamiento de Gandia. El PP ha acumulado, en poco más de un año, una deuda a proveedores de 35.156.497,80 euros.

Esta es la cifra que pone de manifiesto el informe del interventor, que también indica que en el mismo periodo de tiempo, y a fecha de 31 de marzo, la deuda de la empresa pública Iniciatives Públiques de Gandia sube a 8.734.000,74 euros, una cantidad escandalosa que empuja a la disolución de la mercantil y provoca un terremoto contable a las arcas municipales, que ni tan si quiera pagan a la Seguridad Social, como demuestra el informe del Interventor.

Respecto a toda esta situación, el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Gandia y miembro de la comisión de Economía y Hacienda, Vicent Mascarell, ha criticado que el PP continúa viviendo absolutamente apartado de la sociedad y de las dificultades económicas del Ayuntamiento de Gandia y continúa con una constante fiesta y sarao mientras nos aboca a la bancarrota absoluta. Y es que el edil socialista ha recordado que el mismo día en que la comisión de Economía del consistorio reconocía esta escandalosa deuda, Torró presentaba una nueva feria taurina y, 24 horas después, una remodelación del Prado presupuestada en más de 2 millones de euros.

El PSOE de Gandia ha denunciado que el gobierno municipal del PP y el Alcalde Arturo Torró han generado en poco más de un año una deuda a proveedores de más de 35 millones de euros y pone en peligro las nóminas, tal y como refleja un informe del interventor general del Ayuntamiento que pone de manifiesto que la deuda de la empresa pública supera los 8 millones de euros y la empuja a su disolución tras los impagos del consistorio a la Seguridad Social.

Para el portavoz del PSOE de Gandia, Vicent Mascarell, la situación es insostenible y reclama acciones inmediatas, tal y como marca el informe del Interventor Municipal, y considera esperpéntico que, un año después de aprobar el préstamo de 60 millones de euros para pagar a proveedores, se les deban más de 35 millones de euros.

Mascarell ha advertido al gobierno del PP que ya está bien de culpar al pasado de lo que ellos están haciendo mal, y ha asegurado que esta deuda se debe al pago de sueldos de enchufados y al pago de favores a través de proyectos que son inviables o innecesarios, como remodelaciones de plazas, compras de boleras, chiringuitos y discotecas.

Según los Socialistas, el gobierno de la mayoría absoluta del PP de Gandia está llevando a las arcas municipales a una situación de colapso absoluto que pone en peligro el cobro de las nóminas de los funcionarios locales, tal y como indica el informe de liquidación del presupuesto que elabora el interventor general del Ayuntamiento de Gandia. El PP ha acumulado, en poco más de un año, una deuda a proveedores de 35.156.497,80 euros.

Esta es la cifra que pone de manifiesto el informe del interventor, que también indica que en el mismo periodo de tiempo, y a fecha de 31 de marzo, la deuda de la empresa pública Iniciatives Públiques de Gandia sube a 8.734.000,74 euros, una cantidad escandalosa que empuja a la disolución de la mercantil y provoca un terremoto contable a las arcas municipales, que ni tan si quiera pagan a la Seguridad Social, como demuestra el informe del Interventor.

Respecto a toda esta situación, el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Gandia y miembro de la comisión de Economía y Hacienda, Vicent Mascarell, ha criticado que el PP continúa viviendo absolutamente apartado de la sociedad y de las dificultades económicas del Ayuntamiento de Gandia y continúa con una constante fiesta y sarao mientras nos aboca a la bancarrota absoluta. Y es que el edil socialista ha recordado que el mismo día en que la comisión de Economía del consistorio reconocía esta escandalosa deuda, Torró presentaba una nueva feria taurina y, 24 horas después, una remodelación del Prado presupuestada en más de 2 millones de euros.