El arzobispo preside las fiestas de Oliva en honor al Santísimo Cristo de San Roque


El pasado viernes 3 de mayo la ciudad de Oliva celebraba la Fiesta a su Patrón el Santísimo Cristo de san Roque. El Arzobispo de Valencia Mons. Osoro presidía la celebración eucarística.




 

El arzobispo preside las fiestas de Oliva en honor al Santísimo Cristo de San Roque

Más de 600 personas se congregaban en el templo de san Roque de la localidad de Oliva, para festejar y celebrar la fiesta en honor al Santísimo Cristo de dicha Parroquia. Durante 9 días se han venido preparando con la novena, y diversas actividades, entre ellas las oraciones delante del Santísimo, unos juegos para niños organizado por el Movimiento Juniors de la Comunidad Parroquial, o un espectáculo de magia. También la noche del 2 de mayo, víspera de la fiesta se realizó la tradicional aurora, pues todos los festeros salieron a cantar a los sacerdotes de la localidad, al Alcalde, así como a los presidentes de la fiesta.

Ya el día 3 la campanas de san Roque anunciaban fiesta grande, y a las 12,30h el Sr. Arzobispo presidía la solemne Misa de pontifical en honor al Santísimo Cristo. En la homilía Mons. Osoro invitaba a los fieles a llevar la esperanza de Jesucristo a los hombres, "si nos acercamos a los demás, si les decimos la verdad que nos enseña Jesucristo, que ha venido a salvar no para condenar, diciendo a los hombres tienes salida, tienes presente, tienes futuro, y lo tienes tu y los demás, y lo tienes tu y los demás si logras tener el corazón de Jesucristo."

Además, el prelado manifestó que "creemos en un Dios que ha querido estar siempre de parte del hombre, no es un enemigo del hombre, es amigo del hombre, la gloria del hombre es conocer precisamente a este Dios, que se nos ha revelado en Cristo. Este Dios que cuando nos explica a nosotros cómo tenemos que ser hombres y mujeres en este mundo, paseando por esta tierra, nos dice aquella parábola preciosa del buen samaritano."

Al finalizar la Misa los presidentes de este año 2013, Mapi y Pascual, subían al altar para realizar la acción de gracias. Profundamente emocionados daban gracias al Santísimo Cristo por todos los regalos recibidos en este año tan especial para ellos, y ya por la tarde se cerraban las fiestas en honor al Santísimo Cristo con la solemne procesión. Concluyendo con las palabras del párroco D. Javier Catalá, invitando a todos a que durante el año el Cristo de san Roque permanezca en nuestros corazones, y lo tengamos presente en nuestra vida.